El Gobierno regional apela a la ejemplaridad del sector vitivinícola para que la vendimia se siga desarrollando con normalidad

· Videoconferencia con los ministerios de Sanidad y Agricultura
El Gobierno regional apela a la ejemplaridad del sector vitivinícola para que la vendimia se siga desarrollando con normalidad

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que, hasta el momento, las campañas agrícolas en la Comunidad Autónoma se están desarrollando “bien y sin problemas”.

Además, ha informado que en los últimos 25 años se ha reestructurado en Castilla-La Mancha “prácticamente la mitad de la superficie de viñedo y, en lo que llevamos de campaña, se han abonado 12,5 millones de euros para este fin”. El consejero ha destacado que gracias a estas ayudas se puede hacer frente al “reto de la viticultura”, haciendo sostenible la actividad económica para a toda la cadena vitivinícola de la región. 

En cuanto al nivel de ejecución del Programa de Desarrollo Rural, se ha alcanzado ya el 56,5 por ciento, lo que hace prever una ejecución total para el año 2023. Martínez Arroyo ha resaltado que se ha hecho “un gran esfuerzo” en los últimos meses en las líneas de ayudas Focal para potenciar la innovación tecnológica y en la de mejora de explotaciones, dos “pilares fundamentales de la política de desarrollo rural del Gobierno regional”.

El Gobierno regional espera que la campaña de la vendimia se siga desarrollando “bien y sin ningún tipo de problemas”. Una campaña que se inició en la región hace unas semanas con las variedades tempranas y en parcelas mecanizadas y que en próximos días proseguirá con la recogida manual del fruto, para lo cual se espera la incorporación de 20.000 asalariados del campo que hacen posible esta labor.

Así lo ha indicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien esta mañana ha participado en una nueva reunión por videoconferencia convocada por los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Sanidad y que ha contado con los responsables de las áreas de las once comunidades autónomas en las que se desarrollan campañas agrícolas, para el análisis y valoración de la situación de los asalariados ante la COVID-19. Un encuentro en el que también ha estado presente el director general de Salud Pública, Juan José Camacho.

Francisco Martínez Arroyo ha apelado al ejemplo que se está dando desde el sector agrícola en las distintas campañas desarrolladas durante la pandemia en la región, en las cuales ha primado la normalidad.

En este sentido, el consejero ha destacado que “responsabilidad, prudencia y que se mantenga el compromiso, como el que se tiene hasta ahora, es lo que se solicita desde el Ejecutivo castellano-manchego a los integrantes de toda la cadena, desde empresarios, hasta asalariados y el personal que se encuentra en las propias bodegas, en esta vendimia tan excepcional debido a la crisis sanitaria”.

Y, para ello,  el sector cuenta con dos herramientas puestas a su disposición para este fin. Por un lado, la orden en vigor, que fue aprobada por las consejerías de Agricultura, Economía y Sanidad y en la que se establecen las recomendaciones y obligaciones, como son realizar el listado diario por parte de los empresarios de los trabajadores en las explotaciones, con sus datos de contacto y el de sus convivientes, para poder hacer un rastreo efectivo en caso de detectarse un positivo.

Igualmente, cuentan con la ayuda de 450 euros puesta a disposición de los trabajadores del campo para que puedan hacer frente a gastos de desplazamiento o alojamiento.

Martínez Arroyo se ha mostrado convencido de que “el sector agrario, en general, y el de la viticultura, en particular, va a seguir dando ejemplo, una vez más”.

La mitad de la superficie de viñedo de Castilla-La Mancha reestructurada

Además, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha informado que en las próximas semanas se procederá a un nuevo abono de las ayudas a la reestructuración del viñedo, detallando que “ya se ha dado la instrucción del pago de 1,1 millones de euros, un abono más de la campaña en la que ya se han alcanzado los 12,5 millones de euros de inyección en su conjunto, con 4.500 hectáreas reestructuradas”.

En los últimos 25 años, ha indicado Martínez Arroyo, se ha reestructurado en Castilla-La Mancha “prácticamente la mitad de la superficie de viñedo”, destacando que gracias a estas importantes ayudas se puede hacer frente al “reto de la viticultura”, haciendo sostenible la actividad económica para a toda la cadena vitivinícola de la región, empezando por viticultores y vendimiadores.

Este es el camino, y para ello es necesario, ha insistido, en “una PAC fuerte y un apoyo específico para el sector vitivinícola y en esa dirección se trabaja con el Ministerio de Agricultura”.

Un 56,5% de pagos del PDR

Además, Martínez Arroyo ha dado cuenta de un dato de interés por lo que supone para el desarrollo rural y el sector agroalimentario, subrayando que en Castilla-La Mancha ya se ha ejecutado, en distintos pagos, un 56,5 por ciento del Programa de Desarrollo Rural (PDR), “lo que representa un porcentaje muy bueno”.

Con ello, se prevé una ejecución total del PDR para el año 2023. “Son pagos que terminan al final en la industria agroalimentaria y en los agricultores”, ha afirmado el consejero, quien ha resaltado también que se ha hecho “un gran esfuerzo” en los últimos meses en las líneas de ayudas Focal para potenciar la innovación tecnológica y en la de mejora de explotaciones, dos “pilares fundamentales de la política de desarrollo rural del Gobierno regional”.

Prev Inauguración de la muestra ‘El Prado en las calles’ en Puertollano
Next El Hospital de Valdepeñas registra 2 pacientes por COVID-19

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta