La DO Valdepeñas celebrará este viernes una reunión de la junta directiva

 

Esta tarde el presidente de la D. O. Valdepeñas, Jesús Martín, en rueda de prensa sobre la última crisis del Consejo Regulador, Martín ha asegurado que “las luchas que tengan los operadores que las solucionen donde las tengan que solucionar, pero no están legitimados para ensuciar el nombre de la DO”.

Además Martín, ha anunciado que se celebrará el próximo viernes una reunión de la junta directiva en la que se pondrá sobre la mesa la posibilidad de incrementar un 10% la producción por hectárea para la próxima vendimia, más otro 10% adicional.

EL CONTROL DE LOS VINOS CON DENOMINACION DE ORIGEN VALDEPEÑAS

El control de los vinos con Denominación de Origen, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha está regulado en la Orden de 19/01/2010, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, por la que se establece el régimen general de control de los vinos con denominación de origen protegida y de la certificación de la denominación de origen de los mismos.

En esta norma se establece que la autoridad competente para el control de los vinos con DO en este ámbito es la Dirección General que ostenta las competencias sobre Denominaciones de Origen, en la actualidad la Dirección General de Alimentación de la citada Consejería de Agricultura.

En cuanto al sistema de control establecido es el de certificación de producto y evaluación de la conformidad, de acuerdo con la Norma Europea UNE-EN ISO/IEC 17065, realizándose estos controles por organismos de certificación independientes autorizados por la Consejería de Agricultura y acreditados por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación). Es lo que conocemos como certificadoras.

 Estos organismos de control – CERTIFICADORAS – son los encargados de expedir la certificación que acredita para la utilización de la mención denominación de origen protegida. En nuestro caso D.O.P. VALDEPEÑAS.

La expedición de este certificado está supeditada a la concurrencia de una serie de requerimientos, entre los que en primer lugar figura que el vino deberá cumplir todos los requisitos establecidos en el pliego de condiciones.

 

EL OPERADOR (la bodega)

La certificación es un sistema en el que se otorga al operador la capacidad de calificar sus propios productos – AUTOCALIFICACION -. Es decir, es el operador el que decide que vino es DOP Valdepeñas y cual no lo es, y que vino comercializará como Crianza, Reserva, Gran Reserva, etc.

Para ello, es requisito imprescindible que tenga establecido un sistema de autocontrol que permita rastrear la procedencia de cada partida y la veracidad de todas las menciones que figuren en la presentación ante el consumidor – ETIQUETADO –. Todo ello acreditado por registros y documentos justificativos, principalmente oficiales – LIBROS DE REGISTRO DILIGENCIADOS POR LA CONSEJERIA DE AGRICULTURA (en ellos se efectúan las anotaciones de la entrada de uva, elaboración, movimientos de los vinos, envejecimiento, embotellado, etc.).

Es decir, el operador debe verificar desde la producción hasta la puesta en el mercado, y por supuesto debe de tener establecido como hace cada verificación, dejando registros de ello.

ORGANISMOS DE CERTIFICACION (CERTIFICADORAS)

El operador elige libremente, entre las entidades de certificación autorizadas por la Consejería de Agricultura, la que estime pertinente, y la certificadora elegida será la encargada de emitirle el certificado que le acredita para operar con vinos DOP Valdepeñas.

La Certificadora, deberá efectuar comprobaciones periódicas sobre la materia prima, la elaboración, el embotellado y el etiquetado, con vistas a obtener garantías sobre la trazabilidad del vino y sobre el cumplimiento de los pliegos de condiciones específicos de cada uno de los vinos con denominación de origen, verificando la procedencia de la uva de vinificación, las variedades de las que procede el vino, los rendimientos máximos por hectárea, los métodos de vinificación, las prácticas enológicas específicas, entre las que se encuentran las elaboraciones de vinos con indicación de envejecimiento (CRIANZA – RESERVA – GRAN RESERVA) y el resto de elementos que figuran en dicho pliego de condiciones.

Las Certificadoras deben emitir informes periódicos a la Consejería de Agricultura, comunicándole los incumplimientos graves y muy graves detectados (lo que se denomina – NO CONFORMIDADES – ).

Estas no conformidades son comunicadas por la certificadora al operador dándole un plazo para su subsanación e implantación de medidas correctoras en su procedimiento de control.

Igualmente deberá informar a la Dirección General de Alimentación, sobre cualquier circunstancia o actuación del operador sujeto a su control que pueda suponer una infracción administrativa.

Como resultado de las comprobaciones llevadas a cabo por el organismo de certificación, este debe emitir un certificado.

La certificación consistirá en la emisión por parte del organismo de certificación de un documento que acredite el derecho a utilizar la mención denominación de origen protegida junto con el nombre de la correspondiente denominación de origen para los vinos que con esta mención vaya a poner en el mercado el operador procedente de la instalación que en la misma se indique y durante el período que se establezca en dicha certificación.”

Es decir, corresponde a los organismos de certificación, verificar el cumplimiento de lo establecido en el pliego de condiciones por parte de los operadores que comercializan vinos con DOP Valdepeñas y, en su caso emitir el correspondiente certificado que les otorga el derecho a utilizar la mención tradicional Denominación de Origen Valdepeñas.

En la actualidad las certificadoras que operan en la certificación de los vinos comercializados bajo la mención tradicional Denominación de Origen Protegida Valdepeñas son Liec Agroalimentaria, S.L. y Sohiscert

 

DIRECCION GENERAL DE ALIMENTACION

La Dirección General de Alimentación es el órgano competente en materia de control de vinos con DENOMINACION DE ORIGEN.

Además de elaborar las normas de control (orden, instrucciones técnicas, procedimientos, etc.) ejerce una labor de supervisión sobre las certificadoras, a nivel documental y presencial en la realización de auditorías.

Igualmente ostenta las competencias de inspección agroalimentaria, y a través de sus servicios provinciales de inspección, realiza las inspecciones que estima conveniente. Y por supuesto, ostenta competencias en incoación y resolución de expedientes sancionadores en materia Agroalimentaria y por tanto en Denominaciones de Origen Vitivinícolas (Consejería de Agricultura).

 

ASOCIACION INTERPROFESIONAL (D.O. VALDEPEÑAS)

En cuanto a la asociación interprofesional es el órgano encargado de la gestión de la Denominación de Origen, y carece de competencias sobre la certificación del producto – VINO DOP VALDEPEÑAS – Es decir, la Interprofesión no interviene en el proceso de calificación, por lo que no decide que vino puede ser comercializado bajo la indicación tradicional Denominación de Origen Protegida Valdepeñas y por tanto tampoco podría descalificar un vino, aun en el caso de que se constatara que este no cumple el pliego de condiciones.

Como se ha dicho, la verificación del cumplimiento del pliego de condiciones corresponde al operador (antes de efectuar la calificación – Declaración de aptitud) y a la certificadora.

A la Interprofesión, como órgano de gestión, le corresponde la elaboración del pliego de condiciones. De este modo hay una total separación de funciones entre al órgano que elabora el pliego de condiciones que regula la producción de vinos DOP Valdepeñas y el que se encarga de verificar su cumplimiento.

Asimismo, la Asociación Interprofesional no recibe información o documentación del proceso de certificación o de los incumplimientos que se puedan detectar por las certificadoras.

El único documento del proceso de certificación que la interprofesión recibe es el certificado que se otorga al operador, que es remitido por éste a la DO.

Por su parte, la interprofesión certifica anualmente las contraetiquetas expedidas a cada operador por tipos, con la finalidad de que esta documentación sea puesta a disposición del organismo de certificación correspondiente.

Respecto a las actuaciones de control que la interprofesión pueda desarrollar, se circunscriben a los acuerdos que se adopten, sobre este campo, por la Junta Directiva y Asamblea General, encaminados al cumplimiento de los fines establecidos en sus estatutos.

Sobre esto, la interprofesión aprobó el 10 de febrero de 2017, el reglamento interno, que conocemos como DECÁLOGO, en el que entre otros aspectos se regula:

  • Las declaraciones que deben realizar los operadores inscritos.
  • La edición y distribución de contraetiquetas

Sobre la expedición de contraetiquetas, el pliego de condiciones establece que todos los vinos comercializados bajo la indicación DOP Valdepeñas deben ir provistos de una contraetiqueta expedida por la Asociación Interprofesional.

En este sentido, se han adoptado otros acuerdos por la Junta Directiva que complementan el decálogo y aportan mayor transparencia y seguridad al consumidor.

Los controles pertinentes para la entrega de contraetiquetas se ajustan en todo momento a los acuerdos adoptados por la Junta Directiva y la expedición de las mismas se hace con total garantía. No obstante, corresponde a la entidad de certificación verificar que las contraetiquetas son utilizadas en los vinos para los que han sido expedidas, y a la Consejería de Agricultura su supervisión y en su caso, instruir el correspondiente expediente sancionador. (Consejería de Agricultura).

Aun no teniendo competencias en materia de control y certificación, la Asociación Interprofesional ha colaborado en todo momento con la administración regional en el control de los vinos aportándole cualquier indicio de incumplimiento que se haya podido detectar a través de la documentación que maneja la interprofesión, que en todo caso ha sido puesta a disposición de esta.

RENDIMIENTOS MAXIMOS POR HECTAREA.

En el Diario Oficial de Castilla La Mancha de fecha 5 de junio de 2019, se publicó la modificación del rendimiento máximo por hectárea, quedando establecido en:

Variedades tintas: 7.500 kg / ha. (antes 6.000)

Variedades blancas: 8.000 kg / ha (antes 7.500)

Como medida de flexibilidad de este límite, se añadió un apartado que dice que este límite podrá ser modificado anualmente por la Denominación de Origen Valdepeñas Asociación Interprofesional, sin que pueda superar, al alza, el 10 % del rendimiento establecido, es decir, 8.800 Kg. por hectárea para las variedades blancas, y 8.250 Kg. por hectárea para las variedades tintas, Del mismo modo, en función de las circunstancias de la campaña, la Denominación de Origen Valdepeñas Asociación Interprofesional podrá reducir la producción máxima admitida el 10 % del rendimiento establecido, es decir, 7.200 Kg. por hectárea para las variedades blancas, y 6.750 Kg. por hectárea para las variedades tintas.

Dentro de estos límites la Denominación de Origen Valdepeñas Asociación Interprofesional podrá fijar en cada campaña un margen de exceso de producción atribuible a circunstancias climatológicas no superior al 10 %, es decir, 9.680 Kg. por hectárea para las variedades blancas, y 9.075 Kg. por hectárea para las variedades tintas. Este exceso de producción por circunstancias climatológicas no podrá comercializarse como vino D.O. Valdepeñas.

El pasado 12 de junio se recibió escrito de Asevivaldepeñas y Maestros Bodegueros solicitando el incremento del 10 % del rendimiento máximo por hectárea, y otro 10 % con destino a la elaboración de vinos no amparados.

REAL DECRETO DE MEDIDAS EXTRAORDINARIAS EN EL SECTOR VITIVINICOLA. – COSECHA EN VERDE

El Real Decreto 557/2020, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de 9 de junio, por el que se adoptan medidas extraordinarias en el sector del vino para hacer frente a la crisis causada por la pandemia de COVID-19.

Entre las medidas que recoge este Real Decreto para regular la producción, se encuentra la cosecha en verde, que se regula en el capitulo III del citado cuerpo legal.

El artículo 26 del RD establece que se podrán acoger a la ayuda a la cosecha en verde los viticultores inscritos en alguna DOP, para aquellas parcelas de viñedo registradas en esa DOP que se destinen a la producción de uva para vinificación.

En la Denominación de Origen Valdepeñas, han solicitado esta ayuda, según la documentación que consta en la misma, 16 viticultores para un total de 177 parcelas que abarcan una superficie de 580,7674 hectáreas, lo que representa el 2,7 % de la superficie total inscrita.

Asimismo, el artículo 37 establece restricciones para vinos con DOP, indicando que en la campaña 2020/2021, los Consejos Reguladores deberán adoptar decisiones encaminadas a reducir la producción en esta vendimia, de acuerdo con sus situaciones particulares, disminuyendo en todo caso los rendimientos máximos por hectárea de uva para vinificación, que puede acompañarse o substituirse por otras decisiones cuyo objetivo sea la reducción de la producción de uva.

No obstante, esta medida «Disposición adicional segunda. Medidas a aplicar en todas las campañas, establece que:

Para todas las parcelas de uva de vinificación, sin perjuicio de lo previsto en este real decreto las uvas de vinificación que se destinen a bodegas para su transformación en vino deberán proceder de parcelas en las que los rendimientos por hectárea nunca superen los 18.000 kg/ha para uva tinta y 20.000 kg/ha para uva blanca.

En consecuencia, si un Consejo Regulador tiene adoptadas en el pasado medidas que sitúan la producción por debajo de los rendimientos indicados en la disposición final segunda, su compromiso con lo establecido en el artículo 37 quedaría cubierto.

Prev Castilla-La Mancha registra nueve casos nuevos por infección de coronavirus, al mismo nivel que el inicio de la pandemia
Next Villahermosa arregla más de 9 kilometros de caminos apoyándose en la Junta de Comunidades y Diputación

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta