Castilla-La Mancha destina más de 5,7 millones de euros al operativo de extinción de incendios forestales en Ciudad Real

Castilla-La Mancha destina más de 5,7 millones de euros al operativo de extinción de incendios forestales en Ciudad Real

La delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Olmedo, y el delegado de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín, piden a los ciudadanos que extremen la precaución cuando disfruten de nuestras áreas forestales.

En la campaña trabajarán 590 personas entre profesionales de GEACAM, personal de la Junta de Comunidades y pilotos de medios aéreos y conductores de maquinaria pesada.

El lunes comienza el cuatrimestre con mayor riesgo de incendios en nuestro medio natural, un peligro que el Gobierno de Castilla-La Mancha cataloga de alto en junio y septiembre y de extremo en julio y agosto.

Para hacer frente a esta contingencia, el Ejecutivo regional activa cada año un operativo que tiene como principal objetivo proteger las 861.306 hectáreas de superficie forestal de Ciudad Real, 632.492 de ellas arboladas.

El Gobierno de Emiliano García-Page destinará este año 5.714.000 millones de euros a estas tareas de extinción en nuestra provincia, una labor encomendada al personal de la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM) y de la Junta de Comunidades.

En total, serán 590 personas entre profesionales de GEACAM, de la Administración regional y pilotos de medios aéreos y conductores de maquinaria pesada adscritos a Ciudad Real, personal al que hay que sumar el que pudiera incorporarse de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de las corporaciones locales afectadas por un siniestro.

La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, y el delegado provincial de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín, han sido los encargados de presentar esta mañana la campaña de alarma y extinción de incendios al comité asesor del plan de actuación provincial por incendios forestales, comité del que forman parte los delegados de las consejerías de Fomento, Sanidad y Hacienda y Administraciones Públicas y representantes de la Diputación, la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil y de la Federación de Municipios y Provincias.

Olmedo y Marín han informado de las novedades incorporadas este año y han aprovechado la ocasión para pedir a todos los miembros del comité que transmitan un mensaje de prudencia a todos los ciudadanos cuando se levanten las restricciones al movimiento y vuelvan a disfrutar del medio natural. A este respecto, la delegada del Gobierno regional ha apuntado que la primavera ha sido lluviosa y ha favorecido la proliferación de vegetación que puede actuar como combustible en caso de incendio.

Esta petición de prudencia para evitar acciones de riesgo en el medio natural va a contar con el respaldo de la campaña de sensibilización y comunicación frente a los incendios forestales que comenzará este lunes en medios de comunicación y redes sociales de la Consejería de Desarrollo Sostenible, acción publicitaria bajo el lema “Contra los incendios: #PlantaCara”.

Medios del operativo

Para detectar los primeros focos de incendio, la provincia de Ciudad Real cuenta con 19 puntos de vigilancia fija y con 13 patrullas móviles que recorren las denominadas “zonas de sombra” fuera del alcance desde las torres vigía; estas patrullas están formadas por dos personas que, además de dar la alarma al COP, el Centro Operativo Provincial, cuentan con medios para intervenir e intentar apagar las llamas.

En caso de que esta primera intervención no acabe con el conato de incendio entra en acción el dispositivo de extinción, que en la provincia de Ciudad Real dispone de 3 brigadas helitransportadas tipo BIFOR-B, compuestas por un técnico, conductor VTT, responsable de brigada y especialistas forestales, y entre 5 y 10 trabajadores; 13 brigadas terrestres distribuidas en el territorio en función del riesgo de incendios y del factor de propiedad de los montes; 7 autobombas-reten, compuestos por vehículo autobomba y dotadas con 4, 5 o 6 componentes, y 11 autobombas, con capacidad de 3.500 litros, y 1 autobomba nodriza capaz de transportar hasta 12.000 litros de agua.

En cuanto a maquinaria pesada, hay 6 equipos compuestos por un tractor de cadenas con pala, de gran potencia (190 a 240 CV) y un camión góndola para su transporte, y también 4 helicópteros de transporte y extinción con base en la provincia.

Dos de ellos, un B3 y un Koala están situados en la base de Alcoba de los Montes, un segundo Koala está acantonado en la base de Villahermosa y el cuarto aparato, un Bell 412, está adscrito a la base de la Atalaya, en Calzada de Calatrava.

Esta relación de medios humanos y materiales asignados a Ciudad Real se completa con los no provincializados, como un helicóptero Kamov equipado con un helibalde que puede dejar caer sobre un incendio hasta 3.500 litros de agua, los aviones de carga en tierra y dos avionetas de coordinación con base en el aeródromo de Lillo en Toledo.

Además, al operativo de alarma y extinción dispuesto por el Gobierno de Castilla-La Mancha hay que añadir los helicópteros y aviones anfibios que pone en servicio el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en nuestra Comunidad Autónoma y los retenes y vehículos autobomba con base en los dos parques nacionales de la provincia. En Las Tablas de Daimiel se ubicará un retén y un camión autobomba y en Cabañeros dos retenes, dos autobombas y un equipo de maquinaria pesada. 

Tratamientos preventivos

La activación de todos estos recursos humanos y materiales con la llegada de la temporada estival no pueda hacer olvidar el trabajo desarrollado desde el verano pasado por el personal de GEACAM en nuestros bosques para evitar que las llamas se propaguen con facilidad cuando se declara un incendio.

Así las principales actuaciones preventivas realizadas han ido dirigidas a la creación y mantenimiento de cortafuegos y a la ejecución de tratamientos silvícolas que reduzcan la continuidad horizontal y vertical del combustible. En los últimos meses del año pasado se realizaron en la provincia tratamientos preventivos sobre 1.321 hectáreas forestales.

La declaración del estado de alarma ha hecho que casi todos los trabajadores de la empresa pública se hayan dedicado a labores de limpieza y desinfección. A pesar de ello, este año está previsto invertir 8,7 millones de euros para actuar sobre cerca de dos mil hectáreas.

Prev IU Valdepeñas lleva al Pleno una propuesta solicitando la gratuidad de la selectividad para las familias afectadas por la crisis del coronavirus
Next Manzanares lanza su plan de formación online

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta