Pepe Carretero en la cuna de Gregorio Prieto

Pepe Carretero en la cuna de Gregorio Prieto

Joaquín Brotons Peñasco/ www.joaquinbrotons.com

En Valdepeñas, en la sala de exposiciones temporales del Museo Municipal de Arte Contemporáneo y Arqueología Ibérica (c/. Real 42), hasta el 5 de abril se puede contemplar la magna exposición: “De aquí a un tiempo”, de Pepe Carretero, pintor nacido en Tomelloso (1962) -como sus maestros: Antonio López Torres y Antonio López García (defensor a muerte de la obra de Carretero)-y Diplomado en Dibujo Publicitario en la Escuela de Artes y Oficios de Granada, aunque él gusta denominarme: “Autodidacta”, dado que, no es licenciado en Bellas Artes, pero ni puñetera falta que le ha hecho para ser uno de los pintores vivos más importantes de su generación en Castilla-La Mancha, que ha realizado exposiciones individuales o colectivas en España: Tomelloso, Ciudad Real, Valdepeñas, Puertollano, Alcázar de San Juan, Villarrobledo, Daimiel,  Madrid, Jerez de la Frontera, Elche, Valencia, Victoria-Gasteiz, Zamora, Sevilla, Málaga, Cádiz, Oviedo, Almería, Gerona, Santander…

Pero también en el extranjero, donde fue becado por la Escuela de Bellas Artes, Arqueología e Historia en Roma (Italia), del Ministerio de Asuntos Exteriores; beca del General Council for Cultural Relations, New Delhi (India); beca de Investigación de Casa Asia (Filipinas);  Además de la Beca de la Consejería de Educación y Cultura de la Comunidad de Castilla-La Mancha (1983-84-85) y beca de pintura de la Fundación Cultural de La Mancha, Almagro (Ciudad Real); beca de residencia en Key West. Florida. EE.UU y beca del gobierno de México, entre otras.

OTRAS ACTIVIDADES

En relación con otras actividades, destacan los montajes en simposium: “Arte y ciudad”. Instituto de la Juventud. Ministerio de Cultura. Oviedo; y “Arte y Medio Ambiente”, Gijón, ambos en 1986. También, ha participado como ayudante de escenografía con D. Andrea D´Dorico, en la Fiesta Barroca”, Junio, 1992. Plaza Mayor, Madrid.

Asimismo, intervino en la película “El sol del membrillo”, de Víctor Erice, junto a sus íntimos amigos los pintores Antonio López y María Moreno. Es autor de varios libros de poemas y obra suya hay en las siguientes colecciones y museos: Museo de Valdepeñas, Museo de Albacete, Diputación de Ciudad Real, Museo de Santa Cruz (Toledo), Academia de Bellas Artes, Arqueología e Historia, Roma (Italia), Ministerio de Asuntos exteriores, Banco de España, Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), Colección: Juan Abelló, Colección: José Borroso, Fundación Caja Vital Kutxa. Vitoria-Gasteiz, Fundación Wellington, Colegio de Ingenieros y Caminos (Madrid), Ayuntamiento de Daimiel, Sociedad Española de Fútbol Profesional; Museo Nacional Reina Sofía (Madrid), Colección Conde de Floridablanca, Colección CEPSA y Biblioteca de Castilla-La Mancha, Alcázar (Toledo), entre otros/as.

LA EXPOSICION

La muestra está compuesta por  47 obras de diferentes tamaños y realizadas en distintas técnicas y materiales, en las que se aprecia la fuerte personalidad artística del creador, Pepe Carretero, dado que, no es necesario que  firme sus telas, ya que, se sabe perfectamente que son de él, porque es un pintor que tiene denominación de origen, como los buenos vinos, que, en este caso, serían un gran reserva de familia…, porque en los óleos y papeles de P. Carrero abunda el tema familiar, el ambiente que vive, que se respira en su hogar, en su estudio, en casa de sus padres…, entre otras temáticas, que van desde los toros, las procesiones de semana santa y fiestas locales, hasta el mundo gay, que el autor vive plenamente y sin complejos, afortunadamente, ya que, la época negra de la dictadura franquista, en la que aplicaba a los homosexuales la famosa ley de “Peligrosidad Social”,  pasó a la historia, aunque estuvo vigente hasta 1995, ya en democracia, pero, en 1982 se dejó de utilizar, al subir al poder el PSOE, presidido por Felipe González.

El conjunto de los cuadros expuestos es magnífico y sobresalen, especialmente, los titulados: “El manto protector” (óleo/lienzo, 195×165 cm); “Sor Magdalena de Pacis” (Óleo/lino, 195×131 cm); “El vagón andador y retorno” (Óleo/Lienzo, 130×195 cm); “El almuerzo” (óleo/lienzo, 150×195 cm); “La cena” (óleo/lienzo, 130x 110); “Mary y Carmen” (mixta/papel, óleo al agua), entre otros muchos, que hacen que la exhibición sea un placer visionarla despacio, lentamente, degustándola,  fijándose en los detalles, en las ironías…, que el artífice crea en su mundo propio de realidades y sueños, porque el artista es un creador innato, que se mueve como pez en el agua dentro de la figuración, pero una figuración totalmente  personal e intransferible en todas sus creaciones: bodegones, paisajes, retratos…, en los que utiliza  una amplia y diversa paleta de colores, que llenan sus óleos, en los que entrelaza un universo autobiográfico u onírico, que a veces, en algunas ocasiones, está cargado de una fantasía que  nos traslada a otra realidad, que, quizás, sólo existe en la mente del pintor, seguramente.

LA CRÍTICA

Prestigiosos críticos/as se han preocupado de la trayectoria pictórica de Pepe Carrero, pero destaco unas breves líneas del reputado, Juan Manuel Bonet, ex director del Museo Reina Sofía de Madrid y una de las personalidades más influyentes en el Arte Contemporáneo, que escribió de la exposición de Carretero en la galería de Luis Guarriarán:  “Nos sorprende, nos intriga y en ocasiones nos emocionan, estos cuadros reunidos como testimonio de una voz singular y auténtica, a la cual escuchamos desde que la descubrimos”; opinión certera,          que comparto en su totalidad, porque Pepe Carretero es un pintor único e irrepetible, que pasará a la historia de la pintura castellano-manchega, porque su obra no se parece a la de ningún otro, ya que es totalmente personal y tiene su sello de garantía, su etiqueta de calidad, como los caldos de su tierra manchega, en la que es muy apreciado y valorado, no como otros…

BIENVENIDA

Bienvenida sea a mi ciudad natal esta soberbia muestra de arte de P. Carretero, que es de lo mejorcito que ha pasado por el Museo Municipal de Valdepeñas, en los últimos tiempos, en el que también pueden contemplar obras de Antonio López, Pacho Cossío, Villaseñor, Úbeda, Nieva, Barjola, Quincoces, Mon Montoya, Castrortega, Antón Patiño,   Guijarro, Gloria Merino, Joaquín Morales Molero,  Benedí, Crespo Foix, entre otros muchos que forman parte de la historia del arte castellano-manchego, que pueden ver en el Museo Municipal de la: “Ciudad del Vino”, la cuna de Gregorio Prieto, donde actualmente cuelga Pepe Carretero.

                                                                                                                              Joaquín Brotons Peñasco

Prev Valdepeñas agradece el trabajo de los sanitarios
Next Valdepeñas cumple con el estado de alarma

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta