El candidato socialista, Emiliano García-Page, ha sido investido presidente de Castilla-La Mancha

Investidura

El candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (PSOE), Emiliano García-Page, ha sido elegido presidente de la Junta para una segunda legislatura consecutiva, gracias a la mayoría absoluta de los socialistas en el parlamento regional.

Tras siete horas de debate en el pleno de investidura, que se ha celebrado entre este martes y este miércoles en las Cortes de Castilla-La Mancha, García-Page ha sido reelegido para la Presidencia de la Junta con el voto a favor de los 19 parlamentarios socialistas y el voto en contra de los 10 diputados del PP y de los cuatro de Ciudadanos.

Debate

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, se ha mostrado convencido de que la región se encuentra, a día de hoy, “mejor que hace cuatro años” y que lo estará aún más cuando termine la legislatura 2019-2023, labor para la que ha apelado a la responsabilidad de todos los grupos políticos con representación en las Cortes regionales.

Así lo ha asegurado durante la segunda jornada del Debate de Investidura a la Presidencia de Castilla-La Mancha que se ha celebrado este miércoles y que ha terminado con la elección, por mayoría absoluta, del candidato propuesto por el Grupo Parlamentario Socialista.

El presidente García-Page ha asegurado que el Gobierno regional pretende que “dentro de cuatro años esta región esté mejor de lo que está hoy”, tras culminar un primer mandato gracias al que, ha valorado, la comunidad autónoma está hoy “notablemente mejor en muchas cosas”.

El jefe del Ejecutivo ha dicho también que, tras la legislatura 2015-2019, Castilla-La Mancha se encuentra “suficientemente mejor en otras cosas” y “insuficientemente en otras”, reiterando su convencimiento “a conciencia limpia” de que, dentro de cuatro años, “podemos estar mucho mejor”.

Tal y como ha recordado García-Page, los ciudadanos de Castilla-La Mancha, en las elecciones del pasado 26 de mayo “no apostaron por un cambio, apostaron por más cambios”, dirigidos por un gobierno que ha demostrado durante los últimos cuatro años poder seguir “cambiando las cosas”.  

Un gobierno y un presidente que, ha recalcado, es “consecuencia de un partido con escuela, historia, que hace gala de la honestidad, moderación y cercanía”, y que se caracteriza por gobernar “para todos y para todas”, incluyendo “cesiones permanentes todos los días”, fruto de la “evolución y mejora” de la ideología.

El presidente del Ejecutivo ha pedido a su propio grupo parlamentario que no abandone la línea autonomismo “sano” que caracteriza al PSOE de Castilla-La Mancha y que no renuncie al “regionalismo” que impregna la labor del partido “desde el primer día”.

“Ésta es una tierra que requiere que la defiendan”, ha argumentado García-Page, quien también ha reclamado al PSOE de Castilla-La Mancha que acompañe al Gobierno en los “momentos duros” que surjan en el futuro, “consejero a consejero, alto cargo a alto cargo, empezando por el presidente” y que apoyen al Ejecutivo con una “labor constructiva”, advirtiéndole “sobre lo que falta”.

“Creo que el PSOE de Castilla-La Mancha es grande” y que, además “se va a hacer escuchar en España” para hablar de lo que “nos importa aquí y también para hablar de lo que importa en España”, ha hecho hincapié García-Page, quien también ha puesto énfasis en la importancia de que se tenga en cuenta la relevancia de lo que “se juega en el tablero de la política nacional”.

Propuesta de diálogo

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones ha mostrado su disposición a alcanzar acuerdos tanto con Ciudadanos como con el Grupo Parlamentario Popular y a tener una actitud proactiva a favor del consenso en las cuestiones de máximo interés para los ciudadanos de la región, comprometiéndose a valorar las propuestas que lleguen desde la oposición.

En este sentido y, en respuesta al portavoz del PP, Paco Núñez, ha reiterado la necesidad de alcanzar acuerdos “en serio” entre los partidos con representación en las Cortes autonómicas en materias como el agua. Sin embargo, también ha lamentado la actitud demostrada por los ‘populares’ en el pasado cuando se posicionaron en contra de censurar el Memorándum del Tajo-Segura –que ha calificado de memorándum “de la vergüenza”-.

Un acuerdo fraguado entre comunidades gobernadas por el Partido Popular e impulsado por la expresidenta María Dolores de Cospedal “que dejaba muy por los suelos las expectativas y los derechos de la ciudadanía de Castilla-La Mancha”.

García-Page ha recordado asimismo a Núñez la importancia de alcanzar un acuerdo en materia estatutaria tras “el hachazo” realizado durante la legislatura 2011-2015, un período en el que, ha insistido, Cospedal lo hizo “muy mal” y “nos hizo sufrir mucho” y una legislatura en la que la expresidenta “dejó al PP en Castilla-La Mancha igual que a la región, desolada”.

“Hasta que no reconozcan que con Cospedal no tienen motivo de orgullo y sí de agachar la cabeza, no van a poder tener credibilidad ni para hablar del tercer sector, ni de la Sanidad, ni de la Educación”, ha hecho hincapié García-Page, quien también ha recordado cómo el Partido Popular acabó con la carretera profesional o paralizó las obras de los hospitales cuya finalización reclaman ahora, durante sus cuatro años de mandato.

Por último, el presidente regional en funciones ha reiterado su disposición a tender la mano a los grupos de la oposición para alcanzar acuerdos, recordando, no obstante, “que hemos tenido elecciones” y que “han pasado cosas” desde entonces ya que, de lo contrario, ha advertido, “nos podemos encontrar dentro de cuatro años escuchando el mismo discurso que hemos escuchado los últimos años, por lo que, “hay que resetear”, ha recomendado.

García-Page da la bienvenida al autonomismo a Ciudadanos

En el turno de réplica, el candidato a la reelección se ha dirigido a la portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, manifestándole su satisfacción por que “vayan entrando en la agenda autonómica”; una agenda que ha facilitado que la política en España haya pasado de un modelo “hipercentralista” al de 17 “motores” con los que se ha logrado una gestión “muy eficaz” y cercana de las competencias en materias como la sanidad, la educación, los servicios sociales o la dependencia.

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones se ha mostrado esperanzado en que, a lo largo de la legislatura, se logren grandes acuerdos entre todos los grupos políticos con representación en las Cortes regionales, al mismo tiempo que ha lamentado que tanto Ciudadanos como PP hayan acudido a la sesión plenaria de este miércoles, adelantando públicamente el signo negativo de su voto.

Con todo, García-Page ha agradecido a Ciudadanos por “haberse empleado a fondo” a la hora de alcanzar acuerdos con el PSOE que permiten la gobernabilidad de ciudades como Albacete, Ciudad Real y Guadalajara y que Castilla-La Mancha haya sido “noticia” en España en este sentido.

Por ello, el jefe del Ejecutivo regional en funciones ha avanzado su intención de trabajar con Ciudadanos y Partido Popular por lograr un nuevo Estatuto de Autonomía que, entre otros, blinde la sanidad que gestiona la comunidad y cuente con una base de financiación que considere la despoblación entre sus premisas.

Del mismo modo, se ha vuelto a mostrar partidario de homogeneizar la política impositiva en todo el país en cuestiones como patrimonio, donaciones y sucesiones y, entre sentido, ha inquirido a la portavoz de Ciudadanos, Carmen Picazo, si su partido está de acuerdo con la propuesta que realizó durante la primera jornada del debate y “sea el mismo para toda España” y no exista “despiste fiscal por los privilegios de unas comunidades a otras”.

Planes de empleo

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones ha recogido asimismo la propuesta de Ciudadanos de “evolucionar” en el diseño y planteamiento de las políticas activas de empleo que impulsa el Ejecutivo regional pero, al mismo tiempo, ha recordado que cuando se asumió el gobierno en julio de 2015 hubo que “dar prioridad a los que no tenían ni un solo ingreso”, incluso contando con la oposición del Partido Popular que intentó “convencer a sus alcaldes” de que no se sumaran, actitud que se prolongó a algunas diputaciones provinciales del mismo signo que dejaron “colgados a sus ayuntamientos”.

Listas de espera sanitarias

Por otro lado, García-Page se ha referido a la sanidad pública castellano-manchega, asegurando que “va muy bien respecto de cómo iba” y ha avanzado mejoras a futuro “porque la demanda es creciente y estoy de acuerdo en que sea así”.

Asimismo, el presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, ha recordado cómo, en 2015, no existían ni se publicaban las listas de espera sanitarias en Castilla-La Mancha y, aunque ha reconocido que en esta materia el Ejecutivo autonómico quiere mejorar “mucho más”, también ha valorado el “tremendo ejercicio de transparencia” que supone el haber facilitado a la ciudadanía la consulta pública de las listas de espera sanitarias, que se actualizan diariamente, a través de su publicación en Internet.

Política hídrica y regadíos

El candidato socialista a la reelección, ha sido crítico con la postura de Ciudadanos en materia hídrica, animándoles a que se desmarquen del discurso que se propugna en esta materia tanto en Madrid como en la Región de Murcia y exhortándoles a que “se pongan de acuerdo con nuestras posiciones, porque si terminan haciendo lo que dice Ciudadanos en toda España va a ser complicado”.

En el turno de dúplica el jefe del Ejecutivo autonómico en funciones ha adelantado que el Gobierno de Castilla-La Mancha hará un planteamiento “muy ambicioso” en el que los recursos hídricos de la región estén relacionados con el mundo agrario. En este sentido, ha asegurado no conformarse con que el discurso del agua en la región sólo tenga un planteamiento medioambiental mientras que en las regiones de Levante es exclusivamente agrario, y ha expresado su intención de que Castilla-La Mancha aspire a “combatir” la idea de que “aquí no aprovechamos el agua”, asegurando que si la comunidad autónoma cuenta con concesiones, “no va a faltar para poner en regadío, miles y miles de hectáreas”.

Cumplimiento al 89%

Por último, el presidente regional en funciones ha cifrado en un 89 por ciento el grado de cumplimiento de los 1.006 compromisos adquiridos con los ciudadanos en la anterior legislatura, y ha reiterado su intención de hacer público, a partir del próximo 1 de septiembre, la evolución en el grado de cumplimiento de los que se propongan para estos próximos cuatro años.

“Ya me gustaría que todo el mundo lo hiciera igual” ha subrayado García-Page, quien también ha advertido que “no nos van a dar muchas lecciones” en este sentido.

Al mismo tiempo, ha reiterado su postura contraria a cualquier tipo de “corrupción”, defensa que ha realizado “con un aval que no sé si puede decir mucha gente” y que ha caracterizado al Gobierno de Castilla-La Mancha de estos últimos cuatro años. “El problema es tener una actitud y cuando se nombra a los cargos hay que chequear y hay que tener una actitud clara”, ha finalizado García-Page.

Prev Asabu Pines y Natalia Ruiz del valdepeñas Athletics club estarán en el Campeonato de España sub-16.
Next Los aceites de CLM se reivindican en el 6º Concurso Nacional de AOVE

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta