Opinión: Cándida Tercero: Impuestos hosteleros

Opinión: Cándida Tercero: Impuestos hosteleros

Estimados Valdepeñeros,
Uno de los ejes en torno al cual va a girar mi programa y en el que comparto vuestra preocupación es la situación tributaria que afrontamos con este equipo de gobierno. Una carga tributaria desorbitada que en el mejor de los casos duplica y triplica los impuestos que se pagan en localidades vecinas o incluso capitales de provincia de la región.
Es totalmente insostenible que nuestras familias o autónomos estén pagando por sus propiedades cantidades desproporcionadas, que ponen en riesgo su economía y convierten el pago de impuestos en un “vía crucis”, restándonos poder adquisitivo y poniendo en dificultades la economía familiar.
El expolio tributario municipal es generalizado, ya que en todos los impuestos municipales se repite el mismo patrón, así hablemos de IAE, ICIO o Impuesto a los Vehículos de Tracción Mecánica, en todos los casos tasas abusivas que se incrementan una y otra vez y que como mínimo doblan lo pagado en otras localidades de toda la provincia. Esto hace de Valdepeñas una localidad fiscalmente nada atractiva para emprender un negocio.
Especialmente sangrante es la situación que vive el pequeño comercio y el sector hostelero de Valdepeñas. Autónomos que se enfrentan a las dificultades habituales de mantener en pie un negocio y por parte del Ayuntamiento solo reciben “zancadillas fiscales”. Un negocio de hostelería en Valdepeñas está pagando una tasa por ocupación de la vía pública (terrazas, veladores, etc) un precio medio anual de 71€ por metro cuadrado en la mayor parte del pueblo ya que la supuesta “Zona A” (en la que más se paga) abarca la inmensa mayoría de estos establecimientos. A modo de comparativa, en municipios como Daimiel, Tomelloso, Manzanares o Socuéllamos no superan en ningún caso los 15€ por metro cuadrado, ni más ni menos que cuatro veces más barato. Similar problema origina la tasa de basuras por la que de nuevo se paga unas cuatro veces más que en otras localidades de igual o mayor población.
Un sector clave en el desarrollo y en la imagen de Valdepeñas como es la hostelería no puede ser objeto de este abuso fiscal. Al hostelero, al restaurador, al autónomo que regenta un pequeño comercio debemos ayudarle a que su negocio prospere y con él prospere Valdepeñas, rebajando sus impuestos, escuchando sus propuestas y en definitiva haciendo todo lo posible para su mejora.
Uno de los problemas de Valdepeñas desde hace muchos años es que este ayuntamiento no se preocupa por la economía del ciudadano y del trabajador. El consistorio no se preocupa porque un pequeño comercio o un hostelero pague más de 300€ y 800€ respectivamente de tasa de basuras o no pueda poner más metros de terraza porque la tasa es abusiva, evitando que amplíe su negocio y genere más trabajo.
Demasiado tiempo preocupados por conseguir más y más dinero para proyectos inocuos y la foto oportuna de cada momento con el despilfarro que pagamos todos.
Tal y como dije al principio de este artículo, mi programa girará en torno a la reducción fiscal a todos los niveles y a la atracción de empresas generadoras de empleo que eviten que nuestros jóvenes tengan que salir para buscarse un futuro lejos de ella. Una batería de medidas encaminadas a ello, en resumen, una revolución que devolverá a los valdepeñeros el dinero a su bolsillo aumentando su poder adquisitivo y dinamizando la economía de la localidad.
Es el mayor reto que nos planteamos en la era de la despoblación rural, crear una ciudad atractiva, dinámica y generadora de riqueza que busque que el ciudadano tenga mayor poder adquisitivo y no su expolio y empobrecimiento.

Cándida Tercero. Candidata por el PP a la Alcaldía de Valdepeñas

Prev La imagen de la mujer en los medios de comunicación, en una conferencia en ‘La Confianza’
Next Jornada sobre la PAC 2019 celebrada hoy en el IRIAF de Tomelloso

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta