Los empleados públicos de la Administración regional perciben desde hoy el incremento retributivo del 2,25 por ciento

· Nacho Hernando
Los empleados públicos de la Administración regional perciben desde hoy el incremento retributivo del 2,25 por ciento

Si al 3 por ciento para este ejercicio se suman los incrementos aprobados por el Gobierno del presidente García-Page desde junio de 2015 y otras mejoras salariales, el resultado es que las retribuciones de los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se han incrementado un 13,5 por ciento desde el inicio de la legislatura.

El Consejo de Gobierno ha valorado el incremento de las pruebas diagnósticas gracias al Plan de Renovación Tecnológica, que continuará en las próximas semanas con la instalación de un nuevo PET-TAC en el Hospital General Universitario de Ciudad Real y nuevos equipos de radioterapia en los hospitales según vayan finalizando las obras.

El Gobierno regional ha comenzado a abonar hoy, en la nómina del mes de enero, el incremento retributivo correspondiente al ejercicio 2019 para los empleados públicos de la Administración regional, que asciende al 2,25 por ciento.

Este incremento retributivo, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha en su reunión del pasado 15 de enero, es el máximo permitido por la normativa básica del Estado en materia de retribuciones y tiene efectos desde el 1 de enero de este año.

El incremento retributivo del 2,25 por ciento para el personal de la Administración regional en el ejercicio 2019 que ahora se abona se podrá incrementar un 0,25 por ciento adicional, con efectos de 1 de julio de 2019, si la economía crece, al menos, el 2,5 por ciento, tal y como establece la legislación estatal.

Además, los empleados públicos de la Junta de Comunidades Castilla-La Mancha percibirán este ejercicio el 0,5 por ciento adicional por la recuperación de las retribuciones que les fueron suprimidas en 2012, siendo Castilla-La Mancha la única Comunidad Autónoma que aplicó este recorte.

Por lo tanto, si se cumple con las expectativas de crecimiento de la economía, “este año las retribuciones de los empleados públicos de la Administración regional se incrementarán un 3 por ciento”, ha explicado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, en rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno.

Si al 3 por ciento para este ejercicio se suman los incrementos aprobados desde junio de 2015 y otras mejoras retributivas, el resultado es que las retribuciones de los empleados públicos de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha desde el inicio de la legislatura se han incrementado un 13,5 por ciento.

“Con esta medida, ponemos una vez más de manifiesto el esfuerzo del Gobierno regional y del conjunto de la ciudadanía para reconocer la labor de nuestros empleados públicos, recuperando derechos adquiridos y arrebatados por el anterior Gobierno, como la jornada laboral de 35 horas semanales, y convocando nuevas Ofertas de Empleo Público, con cerca de 12.000 plazas una vez finalice la legislatura, buena parte de ellas en los servicios que más importan a la ciudadanía, como la sanidad, la educación o los servicios sociales”, ha subrayado Hernando.

Incremento de las pruebas diagnósticas gracias a la renovación tecnológica

El Consejo de Gobierno también ha analizado un informe de la Consejería de Sanidad que analiza el incremento de la actividad en todas las pruebas diagnósticas gracias a la primera fase del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria.

Hernando ha recordado que en estos años se han renovado diez TAC, nueve resonancias magnéticas y ocho mamógrafos digitales con tomosíntesis.

Así, ha señalado que, a lo largo de 2018, gracias a las nuevas resonancias magnéticas renovadas, se ha realizado un 32,28 por ciento de actividad más que en 2014.

Asimismo, gracias a los 10 TAC renovados, estas pruebas han aumentado en casi un nueve por ciento, pasando de las 159.715 realizadas en 2014 a las 173.461 de 2018.

En lo que se refiere a la actividad en mamografías, la adquisición de siete mamógrafos digitales con tomosíntesis a través del convenio con la Fundación Amancio Ortega, así como otro de iguales características que se adquirió a principios de legislatura, ha permitido realizar un total de 61.083 mamografías en 2018, muy por encima de las 55.549 que se realizaron en 2014, cerca de un diez por ciento más.

Con estas cifras, y gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios, el Gobierno de Castilla-La Mancha está rentabilizando la inversión realizada en el Plan de Renovación de Alta Tecnología del SESCAM y todas las acciones encaminadas a este fin.

“El Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria no ha concluido”, ha asegurado Hernando, quien ha anunciado que en las próximas semanas se instalará en el Hospital General Universitario de Ciudad Real un nuevo PET-TAC, estando previsto que en los próximos meses se vayan instalando los equipos de radioterapia adquiridos con el convenio de la Fundación Amancio Ortega, “según vayan finalizando las obras de los hospitales”.

Subvenciones de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha

Por último, el Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 7,6 millones de euros, a través de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, para la atención a personas con trastorno mental grave y/o adicciones en centros de rehabilitación psicosocial y laboral, recursos residenciales y programas de promoción y prevención en población reclusa con adicciones.

Así, se destinarán 5,1 millones de euros a la financiación de plazas en recursos residenciales, viviendas supervisadas o comunidades terapéuticas gestionadas por entidades sin ánimo de lucro que atiendan a personas con problemas de salud mental, enfermedades crónicas en situación de exclusión social o personas con problemas de drogodependencias.

También se ha aprobado un montante de 1,9 millones de euros para mantenimiento de centros de rehabilitación psicosocial y laboral de personas con trastorno mental grave y otro de 540.000 euros a la realización de programas de atención a personas con enfermedad mental grave y población reclusa con trastornos adictivos.

En el ejercicio 2018 la Fundación Sociosanitaria publicó seis convocatorias distintas, a las que se presentaron un total de 43 proyectos, de los cuales se aprobaron 38, por un importe total de 7.522.370 euros, habiéndose incrementado los importes en todas las líneas respecto a la legislatura del PP.

Prev El biobanco del Hospital de Ciudad Real triplica el número de muestras para investigación desde su puesta en marcha
Next Alumnos del IES Azuer de Manzanares descubren la figura de Ignacio Sánchez-Mejías

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta