El Consejo Local de La Mujer de Manzanares visibiliza los problemas de las mujeres refugiadas

· Charla sobre "Mujeres refugiadas. Mujeres en camino"
El Consejo Local de La Mujer de Manzanares visibiliza los problemas de las mujeres refugiadas

El Centro de la Mujer acogió una charla en la que intervino la psicóloga del programa ‘Personas refugiadas’ de Cruz Roja, y una voluntaria de nacionalidad siria que contó la experiencia de su sobrina, quién tuvo que viajar en patera.

El Consejo Local de la Mujer de Manzanares ha presentado con satisfacción, tal y como demostraba la concejala de Políticas de Igualdad, Beatriz Labián, su primera actividad en la localidad; el pleno del consejo acordó volcar sus primeros esfuerzos en hacer una campaña de sensibilización de la situación que viven las mujeres, no sólo en la localidad, sino también fuera de ella. En este caso, el foco de atención se ha puesto en las mujeres refugiadas, que con la colaboración de Cruz Roja Española, se visibilizaron los problemas a los que se enfrenta este colectivo.

Labián destacó las ganas de participación y motivación con las que trabajan las personas miembro de este consejo, que pretende convertirse “en todo un órgano referente de participación feminista aquí en Manzanares, y no sólo centrado en los problemas locales, sino también en los que trascienden al ámbito local. Nos preocupa la mujer, sus situación, sus problemáticas y queremos avanzar en positivo”, apostilló la edil manzanareña.

Sobre la situación de las mujeres refugiadas, Beatriz Labián recordó que es una situación “no deseable para nadie, pero que para una mujer además tiene una serie de agravantes y condicionantes” que hacen que sea aún más difícil en comparación a cómo la vive un hombre por persecución de género. Por ello mismo, la concejala hizo hincapié en visibilizar ésta situación y colaborar en la medida de lo posible.

Sonia Martínez, presidenta de la Asamblea Local de Cruz Roja y en nombre de la Comisión Permanente del Consejo Local de la Mujer destacó el papel que juegan las entidades humanitarias a la hora de ayudar a quienes intentan llegar a un territorio, mientras que Diana García, psicóloga del programa ‘Personas refugiadas’ de Cruz Roja explicó el proceso de acogida, integración y autonomía que la Organización tiene para la atención de éste colectivo.

El refugiado pide respeto”

El testimonio de la voluntaria Rima Dobosh, de nacionalidad siria pero residente en Manzanares desde hace treinta años, sirvió para conocer la historia de su sobrina, quién tuvo que ponerse en manos de “traficantes de personas” para viajar en patera hasta Grecia, una historia que emocionó a la totalidad del aforo que llenaba el Centro de la Mujer. También llamó a la reflexión cuando expresó sus sentimientos y sensaciones acerca de la situación que atraviesa su país: “sólo ganan los traficantes de armas, de personas, de sexo y de órganos”.

Dolida por ver cómo una ciudad próspera y estable se destruye, y más del 60% de su población está desplazada, Rima Dobosh enfatizó que “el refugiado sólo pide respeto” a su llegada a un país, y que “es un ser humano que no ha dejado su país para hacer turismo; el refugiado nunca va a volver a su casa, sobre todo porque ya no tiene casa”. Por ello, pidió que se ayude a integrar a las personas migrantes entre la población, aunque destacó el carácter solidario y generoso del pueblo español.

La voluntaria de Cruz Roja también clamó un “basta” a la guerra y su deseo a vivir en paz. Rompió con mitos como que los inmigrantes vengan a robar el trabajo o que no sean buenas personas y formadas.

La atención a la llegada es integral e individualizada

Diana García, psicóloga de Cruz Roja contó cuál es el proceso de atención por el que pasan las personas solicitantes de asilo y refugiadas. En el marco del proyecto integral de ‘Acogida e integración de personas solicitantes o beneficiarias de Protección Internacional’ de Cruz Roja, subvencionado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, destacó que se realiza una intervención integral con itinerarios individualizados que incluyen todo un equipo de personas que les ayudan a superar esta situación, como abogados, psicólogos, trabajadores sociales, educadores sociales o traductores, entre otros.

El proceso incluye una primera fase de acogida, una acogida temporal, una fase de integración y una de autonomía, que en total pueden desarrollarse en aproximadamente dos años, pero que varía en función de las necesidades de cada persona.

En el caso de las mujeres, la cultura y la educación patriarcal genera unas creencias que hacen más vulnerable la mujer al privarla de su libertad, de capacidad de decisión y de poder personal; esto provoca que sean frecuentes las violaciones durante los conflictos armados, los matrimonios forzados o la mutilación genital femenina, sin olvidar que también son objetivo de redes de trata para trabajos forzados o prostitución. En muchas ocasiones, éstas mismas situaciones, que también son motivo de huida de su país de origen, las encuentran en el propio trayecto migratorio.

Desde la perspectiva psicológica, aunque cada caso es diferente, Diana García destacó que las personas refugiadas “se encuentran en un contexto de duelo, por las múltiples pérdidas que tienen”, y muestran síntomas como la apatía, la tristeza, el miedo, la ansiedad, falta de concentración, desorientación, e incluso dolor, entre otros. Sin embargo, puso en valor la “resiliencia”, o lo que es lo mismo, la capacidad que muestran éstas mujeres para sobreponerse a la adversidad y sus fortalezas, algo que a su llegada no son capaces de detectar quienes pasan por esta situación, pero que “intentamos sacar a la luz para que sean conscientes de lo admirable que es su proceso y las capacidades y fortalezas que tienen”.

Próximas actividades del Consejo Local de la Mujer

Aunque ésta ha sido la primera actividad, Beatriz Labián, concejala de Políticas de Igualdad, resaltó que “desde luego, no va a ser la última”; y es que desde el Consejo ya se tiene la vista puesta en actividades como una exposición sobre mujeres refugiadas, un taller de confección en el que participarán las asociaciones pertenecientes al Consejo para recaudar fondos, y la proyección de cortometrajes y películas relacionados con esta temática.

Del mismo modo, la edil manzanareña agradeció el trabajo que están haciendo las personas miembro del consejo, muchas de ellas presentes en esta charla, y tendió la mano a todas las iniciativas que se quieran poner en marcha en este contexto.

Prev El PSOE de Valdepeñas celebrará sus 130 años de historia con un acto el próximo 24 de junio
Next Las listas de espera en la provincia de Ciudad Real se reducen en 3.396 personas durante el último año

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta