Descubre tus propias capacidades

Descubre tus propias capacidades

Sabemos lo que somos, no lo que podemos ser.
W. Shakespeare

Nos encontramos en unos tiempos en los que el dinero, la tecnología y los medios de comunicación rigen buena parte de nuestras vidas, muchos disponen de todo lo que consideran que es necesario para ser felices y sin embargo no lo son.

Desarrollar estrategias y recursos para transformar nuestras vidas y alcanzar los objetivos que nos propongamos es lo que necesitamos y para ello os presento, una vez más, opciones y reflexiones para alcanzar el bienestar deseado que como ya sabemos “se encuentra más bien dentro que fuera”.

Sentirnos bien en nuestra piel no es fácil sin antes no aprendemos a interesarnos por lo que ocurre en nuestro interior para saber cómo somos en realidad y cómo podemos mejorar. Primero necesitaremos descubrir quiénes somos y aceptarnos tal y como somos, con nuestras limitaciones para aprender a desarrollarnos. Es necesario aprender a relacionarnos con nosotros mismos y con los que nos rodean, dejando a un lado los prejuicios y el qué dirán o pensarán de nosotros, para disfrutar de la vida en todas las dimensiones y ámbitos de ella.

Para ello debemos dejar atrás el miedo a cambiar, el miedo al fracaso y el miedo al éxito.

Tendremos que salir de nuestra zona de confort, púes cuando las cosas no salen como nos gustaría, tan solo hay que pensar que no habremos hecho lo adecuado y tendremos que buscar nuevas soluciones, buscando errores y no culpables. Los fallos son oportunidades para extraer los aspectos positivos de esa experiencia. Con esta actitud positiva y activa, modificando nuestros pensamiento y lenguaje derrotista y negativo, podremos perseverar hasta obtener el resultado deseado. Asumir responsabilidades, exponiéndonos a las críticas o a la envidia que nos puede hacer sentir ser “no queridos o no aceptados”. Sólo sanando esa herida emocional y superando nuestros bloqueos, los fallos y el miedo al éxito (que surgen en muchas ocasiones de alcanzar una posición superior a la del propio padre), podremos ir avanzando en el camino del crecimiento personal.

Cuando iniciamos el camino del desarrollo personal , cada toma de conciencia amplía la percepción que teníamos de nosotros mismos y de nuestro entorno y de este modo los miedos van desapareciendo, conduciéndonos hacia el respeto y la aceptación de uno mismo y por consecuencia también se amplia el respetar y aceptar al otro, mejorando las relaciones.

Si mejoramos nuestra autoestima, si aprendemos a manejar nuestras emociones, si nos responsabilizamos de los éxitos y fracasos en vez de culpabilizar a las circunstancias, si nos decidimos a reaprender y descubrir nuestras capacidades y talentos, tanto para desarrollar nuestra propia creatividad para disfrutar con lo que hacemos, mejorando nuestra calidad de vida, no solo nos beneficiaríamos nosotros mismos sino que contribuiríamos a construir un mundo mejor para todos.

Es por ello, que hoy te invito a parar, observar y sentir: Una práctica Mindfulness para descubrir cuales son tus capacidades y talentos que realmente quieres desarrollar, pregúntate ¿Qué puedes aportar a tu vida y a la vida?.

Tal vez no estés seguro o segura de poseer capacidades o no seas consciente de estar viviendo por debajo de tus posibilidades, tal vez pienses que no puedes pedirle más a la vida. Es probable que solo sea la salud lo que te incomoda o trae algún problemilla o molestia a tu vida, pero te preguntas en ocasiones ¿por qué te sientes vacío o vacía? y no sabes qué responderte, o a veces sientes una angustia que no sabes descifrar. O por el contrario no consigues un trabajo estable, o tus relaciones familiares no son como desearas, te consideras un fracasado y siempre tienes algún achaque que otro.

Párate, observa y siente, escucha a tu corazón no a tu mente y date cuenta de aquello que no funciona en tu vida, cuales son tus pensamientos, actuaciones y vivencias que no son tan adecuadas como considerabas y pregúntate cuales son tus talentos, competencias, disposiciones, aptitudes, ingenio o saber hacer. Descubre tu virtud o fortaleza, segura estoy que la tienes y ponte manos a la obra, te asombrarás del cambio que adquirirá tu vida cuando las desarrolles en pro tuyo y en pro de tu alrededor.

¿Te animas a descubrir tus capacidades? No se trata de que no puedas, se tratas de que quieras.

María José Navarro Delgado

También podeis seguirme a través de http://www.ahorayo.com

       Facebook @mariajoseahorayo (mindfulness y sistémica)

 

Prev El HGUCR evalúa la calidad de vida de las pacientes con trastornos de la conducta alimentaria
Next El DOCM publica la convocatoria de ayudas para la prevención de la mutilación genital femenina

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta