Especialistas del Hospital ‘Virgen de Altagracia’ elaboran un informe de sensibilidad a los antibióticos

· Especialistas del servicio de Microbiología del Hospital ‘Virgen de Altagracia’ de Manzanares
Especialistas del Hospital ‘Virgen de Altagracia’ elaboran un informe de sensibilidad a los antibióticos

El objetivo es conocer la sensibilidad a los patógenos más comunes en la población de la zona de referencia y la resistencia de estas bacterias a los antibióticos, de forma que se pueda determinar qué tratamiento es el más adecuado en el control de procesos infecciosos.

Especialistas del servicio de Microbiología han sintetizado las muestras procedentes del Hospital y Atención Primaria a lo largo de un año.

Especialistas del servicio de Microbiología del Hospital ‘Virgen de Altagracia’ de Manzanares, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han elaborado un informe de sensibilidad acumulada a los antibióticos o mapa microbiológico de la población del área de salud de Manzanares.

El objetivo es obtener un mapeo completo de la resistencia a los antibióticos, conociendo cuáles son los patógenos más comunes en la zona y el porcentaje de sensibilidad de la población de referencia. Para ello se han sintetizado muestras procedentes tanto del Hospital como de los centros de Atención Primaria recogidas a lo largo de un año.

La elaboración de este estudio nace de la preocupación global ante la resistencia de determinadas bacterias al tratamiento antibiótico, considerada una de las mayores amenazas para la salud por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Un paciente con un proceso infeccioso de una bacteria resistente tiene peor pronóstico y mayor riesgo de mortalidad”, ha explicado Ana Isabel Sánchez-Maroto, responsable del laboratorio de Microbiología de Manzanares.

El papel de este servicio en el sistema de vigilancia de la salud es crítico, ya que vela por el control del uso prudente y adecuado de los antibióticos, aportando información sobre qué microorganismo actúa en el proceso infeccioso, así como un antibiograma o estudio de sensibilidad. “Una prueba microbiológica que sirve para saber si una bacteria es o no sensible o resistente a un antibiótico”, ha aclarado Sánchez-Maroto.

Esta información es muy importante para el clínico porque le permite elegir qué antibiótico es el más adecuado para un paciente que presenta una patología infecciosa, ha añadido Inocencio Beltrán, microbiólogo del área de Manzanares y coautor del estudio.

El informe de sensibilidad acumulada a los antibióticos o mapa microbiológico, tiene una importancia relevante tanto a nivel epidemiológico como clínico, ya que, si conocemos los datos de resistencia locales, el facultativo puede determinar mejor la elección de un antibiótico u otro.

Por ello “hemos incluido en el análisis de microorganismos de especial relevancia por fenotipo poco frecuente, hemos presentado el mapa a todos los centros de salud y hemos editado el mapa en formato bolsillo para que todos los profesionales puedan llevarlo y consultarlo en cualquier momento”, ha concretado Beltrán.

El mapa microbiológico es de utilidad para la vigilancia de resistencias en la población del área, de forma que se pueden detectar cambios en los patrones de resistencias de las bacterias del entorno y además ofrece la posibilidad de elaborar guías de tratamiento.

Prev Boreal Project ha ofrecido un concierto en el Auditorio de la Veracruz de Valdepeñas
Next El equipo cadete femenino de Villanueva de los Infantes se proclama campeón de fútbol-sala regional femenino de base

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta