Gazpacho y Salmorejo Don Simón elaborados con los prestigiosos tomates de la Cooperativa Virgen de las Nieves

Gazpacho y Salmorejo Don Simón elaborados con los prestigiosos tomates de la Cooperativa Virgen de las Nieves

 

La marca Don Simón se caracteriza por ser un referente de calidad, y por tener una cuidada elaboración y composición en sus productos, adecuada al perfil nutricional que demanda la sociedad actual. Por ello, la selección de materias primas, colaborando estrechamente con agricultores y organizaciones cooperativas, es uno de los ejes fundamentales de la política empresarial de Don Simón.

Por todo esto, es tan importante para la marca el acuerdo firmado con la cooperativa Virgen de las Nieves, la cual concentra el 70% de los tomates de Los Palacios, de conocido prestigio debido a la calidad y sabor de su tomate. El acuerdo se centra en la temporada de mayo y junio, y proveerá de un millón y medio de kilos de producto a la planta de Gádor -Almería-, en la cual Don Simón tiene una de sus plantas, en la que elabora, entre otros productos, los excelentes Salmorejo y Gazpacho Don Simón.

Este acuerdo también abarca plantaciones de esta hortaliza en invernadero y en exclusiva, con Agricultores y Cooperativas, teniendo una superficie de estos invernaderos que supera las 25 Hectáreas, y otras 97 más en cultivo al aire libre,

repartidas entre las provincias de Sevilla, Murcia y Almería, con el fin de escalonar las recolecciones, optimizar la madurez, y conseguir mejorar la calidad del producto.

Para Don Simón, que fabrica unos volúmenes de gazpachos y salmorejos que superan los 50 millones de litros año, es imprescindible contar con proyectos estables y de largo plazo con sus socios agricultores, que permitan mejorar la calidad y ofrecer a sus consumidores un producto cada día mejor. Su compromiso es tan importante, que no duda en apostar por una forma de cultivo que es más caro a corto plazo, pero que a largo plazo incide de manera muy positiva en la calidad de sus productos, fruto del acuerdo y del trabajo conjunto con sus socios agricultores, que apoyan esta iniciativa pionera en España.

Otro ejemplo de la importancia que la calidad tiene para la empresa es su planta de naranjos en Andévalo, Huelva, también pionera en la innovación en la agricultura y reutilización de recursos, aplicando la teoría de los tres ceros: cero residuos, cero consumo de agua y cero emisiones contaminantes. Esto permite lograr una economía circular, mejorando la calidad del producto, consiguiendo un ahorro a largo plazo en consumo, y una importante mejora en el entorno, cuidando el medio ambiente.

 

 

Prev La procesión de la Virgen de Fátima pone fin a las fiestas de su barrio
Next El Centro Ocupacional de Manzanares celebra la romería de San Isidro

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta