El Centro de Mayores del Lucero celebra sus ‘Pre-campanadas’ para recibir juntos al 2018

Cerca de 80 usuarios, trabajadores y familiares han participado en esta actividad para dar conjuntamente la bienvenida al nuevo año. 

Viene siendo una tradición dentro del calendario de actividades de envejecimiento activo del Centro Municipal de Mayores del Lucero y este último viernes del año usuarios, familiares y trabajadores del centro han dado por adelantada la bienvenida al nuevo año con las pre-campanadas.

Se trata de una original idea que pretende, según la Teniente de alcalde de Servicios Sociales y Sanidad, Vanessa Irla, “despedir el año con los usuarios del servicio de estancias diurnas, con los familiares y trabajadores del centro porque al fin y al cabo son una segunda familia”. En declaraciones a los medios de comunicación la responsable del área de Servicios Sociales ha querido lanzar un mensaje de felicitación deseando “a todos los mayores de Valdepeñas, y a toda la población, que tengan una feliz salida de año y les deseo todo lo mejor para el 2018, pero principalmente que tengan salud, porque teniendo salud tenemos acceso al resto de ilusiones que planteemos para el nuevo año”.

Irla también ha destacado los servicios que ha venido prestando el Centro Municipal de Mayores del Lucero a lo largo de este 2017, en el que ha destacado el incremento de un 26% la demanda de comidas a domicilio dando 2.654 servicios a lo largo de este año, lo que evita que los usuarios tengan que hacer la compra y cocinar, además de tener cada día un menú adecuado a sus necesidades, especialmente si son personas con diabetes o celiacos. También se realizaron 759 servicios en podología, 1.700 en el servicio de comedor y 3.800 en peluquería.

La directora del centro, Gema Tejado, indicó que estas pre-campanadas van acompañadas este año a un centenar de galletas solidarias ‘Una galleta, un paso’, que han sido repartidas entre los asistentes. Por su parte los usuarios han celebrado estas pre-campanadas prestando especial atención a las uvas. Carmen, una de las usuarias del centro, reconocía que “yo es que soy muy partidaria –decía- de atragantarme, por eso hay que hacer las cosas tranquilas y sin el agobio de la televisión, que tienes que correr muchísimo”. “Por eso el que no puede comer uvas come gusanitos, como yo por ejemplo, y nos lo pasamos genial”.

Prev Más de cien establecimientos se suman al sistema de alertas de la Policía Local de Manzanares
Next El Gobierno regional apuesta por la sustitución de calderas de energía fósil por biomasa forestal para reducir la emisión de CO2

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta