Éxito del XVII Encuentro Nacional de Música ‘Daniel González-Mellado’ en Manzanares

· Premiados
Éxito del XVII Encuentro Nacional de Música ‘Daniel González-Mellado’ en Manzanares

El Gran Teatro se volvió a llenar de música, con motivo de la festividad de Santa Cecilia, en la clausura de este evento que unió a Manzanares, Jumilla y Xátiva.

La Banda de Música de la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto, de Manzanares, cerró el pasado domingo 19 de noviembre la decimoséptima edición del Encuentro Nacional de Bandas de Música ‘Daniel González-Mellado’. Una vez más el escenario del Gran Teatro se volvió a llenar de música con motivo de la festividad de Santa Cecilia, patrona de los músicos. En este encuentro han participado la Asociación Jumillana de amigos de la música, de Jumilla, y la Societat Musical La Nova de Xátiva.

El encuentro comenzó el fin de semana anterior, 11 y 12 de noviembre, con la llegada el sábado de la Asociación Jumillana de amigos de la música, dirigida por Ángel Hernández Azorín, que ofreció un concierto con dos partes bien diferenciadas en cuanto a su repertorio. La primera de ellas se centró en la música española, ejemplo de ello son el pasodoble ‘Rubores’ de Pascual Marquina o la mítica suite ‘Una noche en Granada’ de Emilio Cebrián. La segunda parte, por el contrario, contó con obras de repertorio original para banda de música, de cierta dificultad técnica. Entre las piezas interpretadas por la banda se encontraban ‘Hymn to the sun’ de Satoshi Yagisawa o ‘Diagram’ de André Waignein.

El domingo 12, la música llegó de nuevo a las calles de la mano de la Banda de Música de Manzanares. Este pasacalles es el más especial del año ya que su recorrido se marca dependiendo de los domicilios de los nuevos educandos que, año tras año, pasan a engrosar las filas de la banda. Estos educandos son recogidos simbólicamente junto a sus familias en la puerta de sus casas. En esta ocasión fueron Arturo Caba, flauta; los hermanos Sandra (clarinete) y David Talavera (saxofón); Jorge López, clarinete; Diego García, bombardino; Javier Morell, clarinete, y Pilar González, percusión. El pasacalles concluyó ante la fachada del Gran Teatro, donde se interpretó un pequeño concierto de pasodobles a modo de cierre.

El sábado 18 la Societat Musical ‘La Nova de Xàtiva’ trajo hasta Manzanares la tradición centenaria de las bandas valencianas. La Nova de Xátiva ofreció un concierto donde casualmente el público pudo escuchar algunas versiones de obras anteriormente interpretadas por la Banda de Manzanares, como es el caso de ‘Cielo Andaluz’ de Pascual Marquina, ‘Cançons de Mare’ de Rafael Talens, la ‘Sinfonía Trágica’ de James Barnes o la espectacular ‘De Bello Gallico’ de Bart Picqueur. El director de esta gran formación valenciana es el afamado Llorenç Mendoza Ruiz.

Lo mejor de sí

El domingo 19, la banda anfitriona subió al escenario para dar lo mejor de sí misma una vez más. Tras la oportuna intervención de Francisco Gómez y Nieves López, que además contó con la presentación pública de los educandos y los nuevos músicos incorporados a la banda (el tuba Hugo Prieto y la clarinetista Claudia Marín), la música se hizo la protagonista indiscutible de la velada.

Abrieron el concierto ‘Alpina Fanfare’ de Cesarini y ‘Orient Express’ de Sparke. Se trata de dos obras que sirvieron de perfecto preludio sonoro a la protagonista de la primera parte, la ‘Pantomime’ para bombardino solista y banda, también de Sparke. En ella, el jovencísimo Pablo Domínguez ejecutó magistralmente la parte solista, de una notable dificultad. El teatro rompió en aplausos, y el joven músico quiso interpretar un bis junto al director, quién es también su profesor en el Conservatorio de Ciudad Real. Con Delegido a la tuba, interpretaron el dúo ‘Canela fina’ de Eduardo Nogueroles, que el joven solista dedicó a su padre.

La segunda parte se caracterizó por la gran dificultad técnica de las obras, además de por presentar texturas y sonoridades realmente novedosas y espectaculares. La primera obra fue ‘7 Inch Framed’, de Dirk Brossé, a la que prosiguió ‘Vasa’ de Suñer, obra inspirada en la historia de un fastuoso navío de guerra sueco del siglo XVII que se hundió nada más botarlo. La última obra del programa fue la espectacular ‘Bonaparte’ de Otto Schwarz, articulada en torno a varios momentos de la vida de Napoleón Bonaparte y con una gran inspiración en la música militar.

Más de la mitad de las obras programadas en este concierto no habían sido interpretadas con anterioridad por la Banda de Manzanares. Por tanto, este concierto suponía un reto a nivel colectivo e individual, dando muestra del excelente momento en que se encuentra esta gran asociación que es motor de cultura en Manzanares.

VI Gala de la Música

Tras el concierto tuvo lugar la VI Gala de la Música, con intervenciones del presidente de la asociación, Cristóbal Díaz-Peñalver, y la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Manzanares, Silvia Cebrián, quien aprovechó para felicitar a la banda y recalcar el apoyo que la actual ejecutiva realiza a la cultura de la localidad.

Como es ya tradición, se entregaron cuatro galardones con nombres de antiguos músicos que destacaban en las plantillas de su tiempo por una característica singular. El premio ‘Guillermo Calero’, otorgado a la persona involucrada en la asociación y caracterizada por generar buen ambiente entre los músicos, recayó en el director, Pedro Manuel Delegido Calero. El premio ‘Julián Sánchez-Maroto’, dedicado al músico con más antigüedad en activo que no haya sido reconocido con anterioridad, fue a parar al clarinetista Fernando Sánchez-Migallón.

En el caso del premio ‘Maestro Villatoro’, concedido al educando incorporado durante el anterior ejercicio que más proyección musical tenga dentro y fuera de la banda, lo recibió la joven saxofonista Andrea Torti Martín de Bernardo. Y un año más el clarinetista Sebastián Gallego Nieto obtuvo el premio ‘Miguel Pérez Trujillo’, otorgado al músico que mayor asistencia haya consolidado durante todo el año tanto en ensayos como actuaciones.

Menciones

También se otorgaron algunas menciones a miembros que destacaron durante el pasado año por sus logros académico-musicales. Así se reconoció al pianista Alberto Abengózar Calonge, por el Premio Nacional de Educación en la enseñanza no universitaria en la categoría de rendimiento académico del alumnado en Música del curso 2016-2017.

Otro tanto sucedió con el tuba Ángel Ocaña, por haber superado las pruebas de la Joven Orquesta Nacional de España y la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, formando parte de las plantillas de ambas formaciones.

El bombardinista Pablo Domínguez también recibió una mención por el Premio Extraordinario de Enseñanzas Artísticas Profesionales en la especialidad de bombardino durante el curso 2016/17 y Eduardo Gallego Ballesteros, por ser el segundo mejor expediente en sus estudios superiores de Dirección de Bandas de Música, cursados en el Conservatorio Superior de Castilla-La Mancha que le llevaran a dirigir la Banda Municipal de Albacete la próxima primavera. Asimismo se reconoció a Tele Azuer, por el excelente trato y difusión que hacen de cuantos actos participa la Banda de Música de Manzanares.

La próxima cita con la Banda de Música tendrá lugar el 30 de diciembre con motivo del tradicional concierto de fin de año, al que se emplazaba a asistir a todos los presentes en el encuentro.

 

Prev El CEIP Lucero ha celebrado la XIV Carrera Save the Children
Next Respuesta sobre la restauración de la Iglesia de La Asunción a los concejales del Partido Popular de Valdepeñas

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta