El Grupo Municipal Popular critica la restauración de la Iglesia de la Asunción

El Grupo Municipal Popular critica la restauración de la  Iglesia de la Asunción
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Respecto a nuestra Iglesia de la Asunción, aunque ciertamente permanecen en ella, como único testigo de su historia arquitectónica de su techumbre, las cerchas del siglo XVI y la viga cumbrera, se han desmantelado por completo el entramado y trabazón que unían a unas cerchas con otras, mediante tirantes, pares, contrapares, ejiones, listoncillos, etc. Se nos aparece hoy ya el tejado como una raspa limpia de pescado; sólo con los triángulos majestuosos de sus cerchas con la cumbera. Desde luego no se ha contravenido con ello el Proyecto de Restauración que el Pleno municipal aprobó en su día, pero hemos visto que ese entramado citado, en la mayor parte de sus lados, podía haberse conservado, dado las magníficas condiciones que aún presentaba su madera de primera calidad, sobre todo en la zona que está sobre el altar, estructura, por lo demás, muy interesante respecto a la historia de la arquitectura española, pirámide de madera y verdadero alarde técnico de la arquitectura del siglo XVI. Por otro lado, las toneladas de madera que se han sacado de la techumbre, reliquias de una Iglesia en la que tantas generaciones de valdepeñeros han ido a rezar y a pedir a la Virgen ayuda en la vida y la realización de sus sueños más nobles, lejos de haberse guardado en algún almacén municipal, como material de época disponible para ulteriores restauraciones, o se ha arrojado a la escombrera, o servirá a algunos vecinos de leña para calentarse este invierno junto a las cocinas camperas. Expresiones renovadas de la barbarie moderna. En fin, ya es tarde para lamentarse, y no es propio de la política entonar elegías, pero hubiera sido conveniente la custodia y supervisión por parte del Ayuntamiento, principal sponsor o cofinanciador de esta restauración que ha sido, de algunos de los materiales y elementos suprimidos. Quizás, tras haberse visto a plena luz el estado de la urdimbre de la techumbre, ahora que se ha desmontado, hubiese sido suficiente con la limpieza y el arreglo de goteras. Ya es tarde para lamentarse, desde luego.
  • Por lo que respecta al Proyecto EDUSI que se aprobará mañana en el Pleno Extraordinario convocado al efecto, nosotros lo aprobaremos, en cuanto que supone la recepción de cinco millones de euros que además de suponer la financiación de importantes infraestructuras que nuestra Ciudad precisa ( finalizar el Plan Tormentas, reordenamiento del tráfico en La Veguilla con nuevos pasos a nivel, vincular e interconectar por fin el Barrio San Pedro con el resto de la Ciudad, rompiendo así su segregación, así como integrar con mayor decisión política las cinco barriadas con mayor exclusión social, luchar contra la contaminación y la eficiencia energética, aumentar la zona verde, rebajar los valores de ruido, reactivar el comercio, mejorar el endiablado tráfico de Valdepeñas, etc. ) también está vinculado a una mayor cohesión social, mejorando las barriadas más marginadas, potenciando el empleo, la natalidad y una progresiva digitalización en todos los ámbitos. Además, el retrato que desde múltiples puntos de vista da el Proyecto de nuestra Ciudad es exacto, y sobre esta descripción científica de hechos constatables, todas las formaciones políticas que constituyen la urdimbre política de Valdepeñas deberíamos dar nuestra particular respuesta para mejorar el cuadro que resulta de este magnífico estudio, verdadera radiografía social del presente valdepeñero. Los únicos peros o reparos que ponemos al Proyecto es la premura con la que el Ayuntamiento debe aprobarlo, que nos ha impedido la propuesta de algunas correcciones. Así, por ejemplo, en el asunto de la integración de nuestros emigrantes extranjeros, se aborda la cuestión desde una metodología de multiculturalidad, cuando actualmente Europa está reconsiderando este concepto, y favorece una metodología social de interculturalidad, de suerte que entre todos los vecinos, con independencia de su origen, construyan una mundivisión común de la cultura y los valores éticos de la Ciudad. Objetivos, por otra parte, como invertir en cambiar luminarias, son especialmente queridos por nosotros en cuanto fueron parte de nuestro programa electoral a fin de abaratar el consumo de energía eléctrica. También se habla de retener el talento, lo cual sólo se puede conseguir haciendo una ciudad con una fiscalidad más baja. Por lo que respecta a la mejora del tráfico, no podemos olvidar la concentración de la Enseñanza Secundaria en la Avenida de los Estudiantes, que produce en las horas punta de entrada y salida verdaderos embotellamientos que ponen todos los días en peligro tanto a coches como a peatones. La progresiva aridez de Valdepeñas que parece profetizar el cambio climático aconseja según este Proyecto un ahorro radical de agua, a pesar de que en los últimos años se ha ahorrado un gran volumen de agua. El hecho de que existen en Valdepeñas 127 bares y 35 restaurantes debe valorarse como una importante fuente de empleo, además del sector de producción de vino, con 19 bodegas, y nuestra importante industria textil. Si el Centro de Innovación, Empresas y Empleo quiere ser un verdadero Vivero de empresas debería bajar más sus tasas. Las estimaciones demográficas nos avisan de que Valdepeñas bajará en el 2031 a 28.000 habitantes, lo que debería conllevar una política de protección a las familias con hijos.
  • También queremos destacar que tras haber pasado el Primer Aniversario de la muerte de Francisco Nieva, el más egregio valdepeñero, sin pena ni gloria, el Grupo Popular propondría al Ayuntamiento la creación de una Fundación que mantenga vivo el legado de escritor y artista tan fecundo y tan amante de su tierra y paisanos. De las últimas cartas que tengo de él me hablaba de cuánto quisiera estar sentado en la Plaza España, tomando el sol, departiendo con los otros viejos de su querida ciudad, que tan prendida llevaba en el alma. Esta Fundación se podría establecer a partir de un pacto entre el heredero de Francisco Nieva y el alcalde de nuestro municipio.
  • También hace una semana el nicho en donde se encuentra el cuerpo del otro genio valdepeñero del siglo XX, Gregorio Prieto, presentaba una situación lamentable. No sé si a la sazón está igual, pero lleva ya un tiempo roto. No quiero desde aquí apuntar responsables de esta incuria y pigricia, porque serían varios, pero es un hecho que si no cuidamos con cariño los símbolos de nuestros grandes nombres acabaremos por perder la identidad de la ciudad que somos. Es verdad que una colectividad es más que sus grandes hijos, pero son éstos los que sintetizan el genio colectivo.
  • Finalmente, y ya para acabar mi intervención, la zona de la Veguilla que da al Parque del Este y la zona del nuevo Ambulatorio está muy abandonada en lo que respecta a la basura, por lo que podría entrañar un peligro si cayese una trompa de agua, agua que, por cierto, necesitamos tanto. Paso ahora la palabra a mi amigo y compañero don Alfonso Santamaría.
Prev La Diputación ha invertido a 30 de octubre 80 euros por habitante y el estado de ejecución del presupuesto es del 75 por ciento
Next El Quijote futsal no pudo conseguir la victoria en los hinojosos

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta