El Gobierno de García-Page logra reducir un 23,5 por ciento las listas de espera en los hospitales de la provincia de Ciudad Real

Las cifras oficiales del Sescam suponen un descenso de 11.700 pacientes a lo largo de los últimos doce meses, un mérito atribuido a la implicación de los profesionales sanitarios, a la adquisición de nuevo equipamiento tecnológico y el trabajo que se desarrolla en red en todos los hospitales públicos de Castilla-La Mancha. 

Para el director provincial de Sanidad no cabe duda de que “estos números, que son sinónimo de una gestión sanitaria eficaz, han contribuido a que el Gobierno del presidente García-Page pueda presente los mejores datos de listas de espera para un mes de marzo de los últimos seis años”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha que preside Emiliano García-Page ha logrado reducir de media un 23,5 por ciento las listas de espera de los seis hospitales de la provincia de Ciudad Real “tras aplicar diferentes medidas con una estrategia minuciosamente planificada para tal fin”, tal y como ha valorado el director provincial de Sanidad, Francisco José García.

Un mérito que ha atribuido sin lugar género de dudas a la implicación de los profesionales sanitarios, a la adquisición de nuevo equipamiento tecnológico y el trabajo que se desarrolla en red en todos los hospitales públicos de Castilla-La Mancha.

En este sentido, García se ha referido a “las múltiples actuaciones urgentes llevadas a cabo en cuatro grandes bloques: obras de mejora, puesta en marcha de nuevas unidades, dotación de equipamiento técnico e implantación de nuevos servicios”. La mayoría de ellas, ha explicado Francisco José García, en los hospitales de referencia de la región, que son, por otro lado, “los que mayor demanda asistencia registran y los que mayores carencias presentaban como consecuencia de los recortes sufridos a lo largo de la pasada legislatura”.

Los ‘frutos’ de la reconstrucción

El director provincial ha subrayado que “ahora se están recogiendo los ‘frutos’ de la reconstrucción del sistema público sanitario en la que está inmerso el Ejecutivo regional”, al desgranar la situación de los hospitales de la provincia de Ciudad Real en lo que a listas de espera se refiere.

 Así, La Mancha Centro de Alcázar de San Juan ha experimentado una reducción del 26,8 por ciento durante los últimos doce meses y a día de hoy registra 4.071 pacientes menos en espera, al pasar de los 15.172 en marzo de 2016 a los 11.101 del pasado mes.

El caso del Hospital General de Tomelloso es aún más destacado si cabe, ya que el descenso de las listas de espera es del 40 por ciento en ese mismo periodo de tiempo, al pasar de 8.278 personas en espera en marzo de 2016 a las 4.958 computadas en el último dato conocido, que se traduce en 3.320 pacientes menos en espera y 718 menos con respecto al último mes.

Por lo que respecta al Hospital ‘Santa Bárbara’ de Puertollano, la tendencia de las lista de espera marcada a lo largo del último año ha sido también fructífera, al lograr reducir en 2.189 el número de pacientes, como se comprueba al observar que ha pasado de 5.844 a 3.655 en marzo de 2017 (-37,4 por ciento).

García ha subrayado que en el caso de este centro hospitalario el Ejecutivo castellano-manchego ha modernizado el equipamiento del laboratorio de análisis médicos para mejorar el tiempo de respuesta, se han reformado las cocinas y “se ha ampliado el área de endoscopias con dos salas de diagnóstico y espacios anexos que permiten mejorar la atención al paciente y el trabajo asistencial de los profesionales”.

Si nos detenemos en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, en el último año la lista de espera ha bajado considerablemente de la barrera de los 10.000 pacientes, en concreto ha disminuido más de un 12,5 por ciento tras pasar de los 10.071 hombres y mujeres para ser atendidos en marzo del año pasado a los 8.808 actuales, una cifra avalada también con el descenso de 336 pacientes de febrero a marzo del presente año.

García ha recordado que a este balance positivo ha contribuido la nueva resonancia magnética con la que el Gobierno regional ha dotado al hospital de la capital o la potenciación de la Unidad de Mama.

Por último, el ‘Virgen de Altagracia’ de Manzanares y el Hospital General de Valdepeñas presentan cifras porcentuales muy similares en ese descenso de pacientes en espera. Un 11,7 por ciento en el primer caso y un 12,6 por ciento en el segundo que se traduce en 317 pacientes menos en Manzanares –ha pasado de 2.694 a 2.377- y 540 en el centro hospitalario de Valdepeñas al dejar la cifra actual en 3.724 cuando en marzo del año pasado estaba en 4.264. Además, en este último caso cabe destacar también el descenso de 294 personas de febrero a marzo.

Gestión sanitaria eficaz

Para el director provincial de Sanidad no cabe duda de que “estos números, que son sinónimo de una gestión sanitaria eficaz, han contribuido a que el Gobierno del presidente García-Page pueda presente los mejores datos de listas de espera para un mes de marzo de los últimos seis años”.

Prev El PSOE propone impulsar el turismo y el empleo de Almadén con la creación de un Consorcio de Conservación del Conjunto Histórico Minero
Next El alcalde de Bolaños se reúne con la Asociación Venta de Borondo y Patrimonio Manchego

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta