Opinión: En la espera…

Opinión: En la espera…

Ha pasado un mes desde que QUANTUM presentase a la Junta su Estudio de Impacto Ambiental ( EIA) del proyecto de extracción de monacita en el término municipal de Torre de Juan Abad y, completando el cuadro,  esta semana se ha firmado un convenio de colaboración de la empresa minera y la universidad de CLM, por apenas una limosna.

Analicemos cada una de estas cuestiones. La primera es que a pesar del tiempo que ha pasado, aún no ha salido a información pública el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto y no pocas de  las personas que estamos llevando un seguimiento del tema nos empezamos a impacientar, básicamente porque algunas conocemos las formas en que se han cerrado otros expedientes y eso siempre deja dudas: además algunas de las opciones se cierran con el paso de determinados plazos.

A pesar de no tener el EIA,  por las declaraciones y los avances que la prensa va dando, sabemos que no se resuelve un tema tan elemental y tan delicado como es el agua en esta tierra. Y no se puede solucionar porque la situación del proyecto se da en un valle fluvial en la subcuenca alta del Guadiana, un río declarado sobreexplotado desde hace 30 años. Se podrán inventar todos los nuevos acuíferos que quieran, pero seguirán estando en esta misma cuenca. Y qué decir de la solución de traer el agua a cisternas… Por mucho empeño que se ponga, hay cosas que se hace muy difícil comprar, básicamente porque donde no sobra como es en nuestra tierra no tienen precio, y una de ellas es el agua.

Para completar, las declaraciones del director de la empresa minera calificando de alarma social injustificada, destilando un cierto paternalismo trasnochado, no ayudan, porque esta sociedad es perfectamente capaz de valorar lo que supone el movimiento de diez millones de toneladas de tierra en un plazo de diez años.

Es verdad que, la Junta dice tener voluntad de frenar este proyecto de mina extensiva, pero el tiempo pasa, y lo hace siempre en nuestra contra.

La estrategia elegida es cumplir con el procedimiento, pero después de las palabras de nuestro Presidente Autonómico que ponían de relieve la confusión entre requerimiento y la Declaración de Impacto Ambiental, se hace demasiado larga la espera. Entendemos que hay otras fórmulas perfectamente factibles, que acortarían el recorrido, además de recordar el mandato popular dado en las Cortes regionales, aprobando una resolución para cerrar esto. En fin,  esperemos que el camino elegido también llegue a Roma y no tenga otro fin que el archivo definitivo de los expedientes de explotación minera de tierras raras en la provincia de Ciudad Real.

Para ello, no debemos dejar de insistir en esto y nunca olvidar la importancia de la acción, sin olvidarnos de los medios que la Junta tiene en su mano, que siempre son más de los que pensamos, sin apocarse ante arrogancias crecidas. Y por supuesto, siempre con valentía, porque como dice Silvio: “los amores cobardes no llegan a amores ni a historias”.

 

Rosa Eugenia Prieto

Gregorio Sánchez

(IU-GANEMOS)

Prev Deportes: El CD. Valdepeñas juvenil vence al “B” del Alcázar con un gol de Juanki
Next Bodegas Félix Solís: Dos vinos de Pagos del Rey, entre los mejores Sauvignon Blanc del mundo

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta

Deja un comentario