I Jornadas de Empleo y Juventud celebradas en Alcázar de San Juan

La apuesta del Gobierno de García-Page por la formación y el empleo ha permitido reducir un 7 por ciento la tasa de paro juvenil.

Olmedo ha subrayado que “una generación sin la esperanza de un empleo estable constituye un lastre para toda la sociedad”, de ahí que haya incidido en señalar que “desde su investidura como presidente de Castilla La Mancha, el empleo, el diálogo y un gobierno especialmente sensible con los que más lo necesitan, han constituido y constituyen las principales líneas de actuación del Gobierno de García Page”.

La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Macha en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha valorado la apuesta realizada por el Gobierno que preside Emiliano García-Page por la formación y el empleo, apuesta que ha permitido dar una oportunidad laboral a 6.000 jóvenes y reducir un 7 por ciento la tasa de paro juvenil.

Para proseguir en esa senda, la delegada provincial de la Junta ha manifestado que el Ejecutivo regional contempla otra serie de iniciativas, entre las que ha citado el contrato joven, el contrato-puente para jóvenes con cualificación o el plan de retorno del talento, además de inversiones cuantificadas, por ejemplo, en los 8 millones destinados a formación promovida por entidades y ayuntamientos, o 7,3 millones al fomento de la inserción laboral de los jóvenes de la región.

Olmedo ha concretado aún más alguna de estas medidas, al explicar en detalle los programas Dual-Empleo y Formación Plus. El primero persigue mejorar las posibilidades de inserción laboral de las personas jóvenes desempleadas, combinando para ello la formación profesional para el empleo con trabajo efectivo en la empresa, mientras que el segundo pretende fomentar la inserción laboral de jóvenes desempleados de 18 a 25 años, en especial los que abandonaron prematuramente los estudios, con proyectos de formación profesional y prácticas no laborables en empresas.

Y es que, tal y como ha subrayado Olmedo, “una generación sin la esperanza de un empleo estable constituye un lastre para toda la sociedad”, de ahí que haya incidido en señalar que “desde su investidura como presidente de Castilla La Mancha, el empleo, el diálogo y un gobierno especialmente sensible con los que más lo necesitan, han constituido y constituyen las principales líneas de actuación del Gobierno de García Page”.

Olmedo se ha pronunciado así durante su intervención en las I Jornadas de Empleo y Juventud organizadas por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, acto en el que, entre otros, han estado presentes la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, la diputada regional Ana Isabel Abengózar, y el director general de la Cámara de Comercio de Ciudad Real, José María Cabanes.

Recomponer la estrategia de empleo tras cuatro años de recortes

En este foro, la representante del Gobierno castellano-manchego ha indicado que “después de cuatro años de recortes, Castilla-La Mancha necesitaba recomponer una estrategia de empleo de forma extraordinaria y urgente para evitar la aparición de bolsas de paro estructural que después sería muy difícil de gestionar, así como impulsar la incorporación de toda una generación al empleo”.

En este contexto, Olmedo ha apuntado que se hacía necesario reorientar y redefinir las prioridades de la política de empleo, y cualquier actuación en este ámbito debía empezar por centrar la atención del Gobierno de Castilla-La Mancha en las personas que podían quedar definitivamente excluidas de la recuperación.

Por ello, y “cumpliendo con el compromiso del presidente García-Page, se impulsó un Plan de Empleo Extraordinario y Urgente que ha permitido dar una oportunidad de empleo a más de 20.500 personas. 20.500 hombres y mujeres que han podido volver al mercado laboral o ingresar por primera vez, de modo que han sido partícipes del proceso de recuperación socioeconómica en el que está inmersa la región”.

Para finalizar, Olmedo ha dicho que algunos de los retos que quedan por delante pasan por mejorar el capital humano juvenil para que cada vez esté más preparado en el proceso de inserción laboral, favorecer la permanencia de los jóvenes en el circuito formativo con formación reglada y formación profesional, y mantener políticas de igualdad de oportunidades que reduzcan las actitudes discriminatorias que los jóvenes sufren de cara al acceso al trabajo o a la igualdad salarial ante situaciones laborales similares.

 

Prev Decenas de tractores encabezarán la manifestación de ASAJA del jueves 6 de abril en Ciudad Real
Next Fersama Manzanares, una apuesta por el sector agroalimentario

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta

Deja un comentario