La Junta rinde homenaje al pintor Ángel Lizcano seleccionando su obra ‘Valor y cobardía’ como pieza del mes en el Palacio de Medrano

· Francisco Navarro y Carmen Olmedo con la 'Pieza del mes'
La Junta rinde homenaje al pintor Ángel Lizcano seleccionando su obra ‘Valor y cobardía’ como pieza del mes en el Palacio de Medrano

Adquirida en 2015 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, podrá verse próximamente formando parte de la Colección Permanente de Bellas Artes del Museo instalada en el edificio de la Plazuela de Los Mercedarios.

Este año se conmemora el 170 aniversario del nacimiento del pintor Ángel Lizcano Monedero, y para ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere rendir homenaje seleccionando una de sus obras titulada ‘Valor y Cobardía’ como pieza del mes.

Se trata de una obra de este artista nacido en 1846 en la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan hasta ahora nunca expuesta en Ciudad Real y que se puede visitar desde este miércoles en el patio central del Palacio de Medrano, sede de la Delegación de la Junta de Comunidades en Ciudad Real.

Adquirida en 2015 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y adscrita al Museo de Ciudad Real-Convento de La Merced, podrá verse próximamente formando parte de la Colección Permanente de Bellas Artes del Museo instalada en el edificio de la Plazuela de Los Mercedarios.

Pieza del mes ‘Valor y Cobardía’

En 1878 Ángel Lizcano participó en la Exposición Universal de París, y aunque no fue un pintor que cultivó el género de historia, obligado por la tendencia del momento acudió con esta temática a las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes. En 1876 y 1878 obtuvo tercera medalla, y en 1881 y 1887 segunda. Es en la Exposición de 1881 cuando se presenta con cuatro obras inspiradas en la Historia de España, entre ellas, ‘Valor y cobardía’.

El tema representado en esta obra es un episodio del siglo XI que bien podría ser ‘La afrenta de Corpes’, del Cantar del Mío Cid. También realizó obras de temática cervantina, como ‘La comida de Sancho en la ínsula Barataria’, o ‘Cervantes y sus modelos’, pintura galardonada en la Exposición Nacional.

Sus obras poseen un sólido dibujo y una gran soltura en las pinceladas con toques pastosos, abordando los temas con gran imaginación e impregnando las escenas de un aire cotidiano característico de su forma de hacer.

Fue autor de más de ochocientos dibujos destinados a ilustrar revistas y libros, colaboró en Los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós y en los sainetes y comedias de Ricardo de la Vega, Vital Aza y Ramos Carrión.

Hay que decir que como adolescente inició sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde obtendrá las mejores calificaciones. En 1869 fue pensionado por el marqués de Bedmar para completar su formación en Italia. Posteriormente viajó por España tomando apuntes del natural, pintando paisajes y escenas costumbristas, especializándose en escenas de toreros y majos, como la obra que se puede ver en el Convento de La Merced titulada ‘Disputa en el merendero’.

Poco a poco sus desequilibrios mentales influyeron negativamente en su obra. Sin recursos económicos y enfermo, ayudado por el Instituto Cervantes y por la Asociación de Pintores y Escultores, falleció en el psiquiátrico de Leganés en 1929, no sin antes habernos dejado magnificas obras que hoy se encuentran en instituciones tan importantes como el Museo Nacional del Prado o el Museo de Bellas Artes de Sevilla y que le otorgan un lugar merecido en la historia del arte español.

 

Prev Manzanares acoge la XVI Gala del Judo y Deportes Asociados de Castilla-La Mancha
Next El Gobierno regional logra poner de acuerdo a productores y elaboradores de vino de la DO Valdepeñas

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta