Opacidad y contradicciones en la Junta sobre el supuesto abandono del proyecto minero de ‘tierras raras’ en ‘Siles’

Opacidad y contradicciones en la Junta sobre el supuesto abandono del proyecto minero de ‘tierras raras’ en ‘Siles’

La plataforma ciudadana ‘Sí a la Tierra Viva’ reclama una aclaración urgente y un posicionamiento definitivo de PSOE y Podemos.

La Plataforma Ciudadana ‘Sí a la Tierra Viva’ denuncia la grave contradicción en la que está incurriendo el gobierno de la Junta de Castilla La Mancha con respecto al supuesto abandono de determinadas parte del gran proyecto minero de ‘tierras raras’ en nuestra Comunidad.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, a preguntas del grupo parlamentario ‘Podemos’, respondió recientemente que el proyecto de  “Siles” se había abandonado por parte de la empresa minera concesionaria.

Sin embargo, en una conversación posterior de la concejal de Manzanares Antonia Real Céspedes (de ‘Asamblea Ciudadana de Manzanares’); con el director general de Industria, Minería y Energía, José Luis Cabezas, éste mostró una preocupante ‘confusión’ sobre qué proyectos permanecían vigentes y cuáles supuestamente habían sido abandonados. José Luis Cabezas contradijo a su consejera y afirmó que sólo se habían abandonados los proyectos ‘Bailones 2’ y ‘Bailones 3’, quedando aun plenamente vigente el ‘Bailones 1’, que es el mayor de todos al abarcar más de la mitad del proyecto de cuadrículas mineras.

En ‘Sí a la Tierra Viva’ hemos podido comprobar cómo pese a las semanas transcurridas tampoco se ha publicado aún ninguna resolución oficial al respecto en el Diario Oficial de Castilla La Mancha, ni avalando la versión de la consejera, ni si quiera la de su director general.

Lo mismo ocurre con el proyecto denominado ‘Siles’, sobre el que  la consejera dijo en el Parlamento que se había abandonado; pero sobre el que, sin embargo, José Luis Cabezas, en conversación con la concejala Antonia Real, muestra un desconocimiento total, pues señaló  que no sabe muy bien cómo está y que cree que sólo se ha abandonado una parte, no la totalidad.

José Luis Cabezas, quien en teoría debería estar permanentemente al tanto de los proyectos mineros de ‘tierras raras’, porque al fin y al cabo son de su competencia directa, ha mantenido una actitud opaca y confusa sobre estos proyectos. Creemos que desprecia la enorme repercusión que pueden tener sobre el entorno y, de paso, desprecia también las opiniones contrarias de la sociedad y las instituciones.

Suya es la responsabilidad directa, no ha facilitado el acceso al expediente a la concejala y tiene un actitud totalmente parcial respecto a estos grandes proyectos mineros, “Yo paso, si están investigando en mi pueblo, Piedrabuena, que investiguen”, nos dijo.

La plataforma ciudadana tampoco ha obtenido contestación al escrito presentado el pasado 17 de febrero en la Junta de Castilla-La Mancha, en el que pedía el acceso al expediente administrativo del permiso de explotación de tierras raras. También recuerda que ni PSOE ni Podemos, que son las dos formaciones políticas que sustentan el Gobierno de la región, llevaron en su programa electoral defender este proyecto minero. Muy al contrario, sí que abogaron por defender el medio rural y natural de Castilla La Mancha.

Reclamamos, por lo tanto,  un pronunciamiento claro y definitivo de la Junta al respecto desechando esta amenaza minera sobre nuestro ecosistema rural. Recordamos que distintos municipios y entidades sociales y económicas, incluyendo la Denominación de Origen del Vino de Valdepeñas, ya se han posicionado claramente en contra. ¿Qué espera la Junta para actuar y frenar estos proyectos mineros?.

¿Qué es minería de ‘tierras raras’?

La denominada minería de ‘tierras raras’ está considerada como muy contaminante. Hay precedentes como la región de Baotou  en China, donde los habitantes de la zona han tenido que ser evacuados por los serias consecuencias de las minas sobre la salud;  o de Mountain Pass en Estados Unidos donde hubo una fuga de agua radioactiva.

Los proyectos mineros de ‘tierras raras’ generan graves peligros por contaminación de aguas, ruidos, polvo, contaminación lumínica, destrucción del entorno agrícola y natural, etc.

Desde 2013 (con el gobierno del PP) se han otorgado 10 permisos de investigación minera en Ciudad Real para  determinar la concentración de ‘tierras raras’,  en concreto de mineral de monacita, y poder explotarlo. Estos permisos afectan, hasta el momento, a cuatro de las cinco comarcas de la provincia, La Mancha, Los Montes de Toledo, Campo de Calatrava y Campo de Montiel. En concreto a los siguientes municipios: Navas de Estena, Valdepeñas, Moral de Calatrava, Alhambra, San Carlos del Valle, Membrilla, Manzanares, Santa Cruz de Mudela, Torrenueva y Torre de Juan Abad. Son un total de 27.500 hectáreas.

Los vecinos y propietarios de los terrenos afectados tienen derecho a saber que, en virtud de la Ley de Minas de 1973, sus propiedades pueden ser expropiables automáticamente por el periodo en que se lleve a cabo la actividad minera. Por lo tanto, los propietarios sólo tienen derecho a negociar con la empresa un precio de mercado o el “justi precio” de la expropiación.

A todo elo hay que sumar que la  fiscalidad  de la actividad minera es del 1% para el Estado, nada para los municipios y nada para la comunidad autónoma.

Prev Infantes: El Museo de Arte Contemporáneo El Mercado cumple 5 años
Next ASAJA Ciudad Real y Bankia celebrarán una jornada técnica sobre Política Agraria Común y Desarrollo Rural

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta