La Solana: Gran espectación y participación el las procesiones de Semana Santa

La Solana: Gran espectación y participación el las procesiones de Semana Santa

Con buen tiempo, más que primaveral veraniego, han desfilado las procesiones en los días centrales de la Semana Santa, Jueves y Viernes Santo, que han llenado las calles con numerosas personas de todas las edades.

En la noche del Jueves Santo partía de la parroquia de Santa Catalina la procesión de la Vera Cruz, que con sus seis pasos realizó el recorrido por el itinerario de costumbre. A las nueve en punto de la tarde noche se ponía en marcha con la salida del paso del Niño Jesús, seguido por la Agrupación Musical de San Sebastián, continuando con la Jesús Orando en el Huerto, al que seguían la representación de cofradías y hermandades.

EL Ecce Homo, conocido popularmente como el de la “Capilla Colora”, era seguido de penitentes con capas y capirotes del color de su titular, seguidos de la Banda de Jesús Rescatado, que precedían a Jesús con la cruz a cuestas y el Cirineo, que era acompañado por numerosos penitentes de túnicas moradas.

El Cristo del Amor era acompañado por nazarenos de capas y capirote morados, marchando detrás del paso la Banda Municipal de Música, desfilando detrás del paso dos largas filas de penitentes de capas y capirotes verdes, escoltando a la imagen de la Virgen de la Esperanza, que este año ha estrenado varales de palio y un nuevo vestido. Todos los pasos llevaban una muy esmerada ornamentación floral.

El párroco de Santa Catalina, Benjamín Rey, ocupaba la presidencia eclesiástica, al que seguía la representación municipal, el alcalde Luis Díaz Cacho y concejales de los grupos socialista y popular.

LA MADRUGÁ SOLANERA

Un inmenso gentío se congregó en la explanada del que fuera Convento de Trinitarios para contemplar la salida de la procesión más numerosa.

A las seis y media en punto aparecía en las puertas de la parroquia de San Juan Bautista de la Concepción la cruz seguía, seguida del paso del Niño Jesús, que este año ha sido restaurado, acompañado por la Agrupación Musical de San Sebastián. Largas filas de nazarenos de túnicas y capirotes morados, así como penitentes con pesadas cruces, fueron desfilando con el paso de Jesús amarrado a la columna, con penitentes de túnicas granate.

Pero el momento culminante se produce cada Viernes Santo a las cinco solares, cuando aparece en el pórtico del templo la imagen de Jesús Rescatado, llevada por sus portadores, ante un impresionante silencio, roto por el sonido de la banda propia de la cofradía que le acompaña.

Precisamente los 95 componentes de la banda han querido recordar la primera salida, la realizada en el año 1965, dejando los uniformes de gala y vistiendo la túnica morada de Jesús, al igual que sus predecesores. La banda además estrenó un banderín donado por la cofradía.

Numerosas personas acompañaban la imagen de Jesús Rescatado en cumplimiento de promesas, seguido de los hermanos de la Virgen de la Soledad, ataviados con la túnica trinitaria, marchando detrás de la imagen el titular de la parroquia Manuel Infante, autoridades locales, encabezadas por el alcalde y concejales de los grupos socialista y popular y la Banda Municipal de Música.

Todas las carrozas llevaban adornos de numerosas flores naturales, siendo infinidad las personas que contemplaron el desfile en una mañana casi veraniega.

ENTIERRO DE CRISTO

A las 7,45 de la tarde partían desde la ermita del Calvario los pasos de la Virgen de las Angustias, portada por costaleros, y la Santa Cruz. Los dos pasos iban acompañados por sus nazarenos de túnicas negras y capas azules, así como por la banda de Jesús Rescatado.

Tras realizar el recorrido que les separa de la ermita de Santa Quiteria, comenzó en esa plaza la procesión del Santo Entierro de Cristo, al unirse los dos pasos anteriores a los del Cristo de la Agonía, Calvario, que estrenó carroza, Sepulcro, con nuevas faldas y Virgen de la Soledad, a los que también acompañaban las bandas de la Agrupación Musical de San Sebastián y la Banda Municipal de Música.

Nazarenos de túnicas negras y capas de raso blanco, así como las Manolas, desfilaron junto a los pasos, siendo portado el Sepulcro por anderos completamente de negro, desfilando delante del paso el Sol y la Luna, como símbolo lo ocurrido en Jerusalén en la tarde del primer Viernes Santo. Las figuras vivientes de la Verónica, la Magdalena y la Samaritana, que estuvieron presentes en todas las procesiones.

Los párrocos de San Juan Bautista y Santa Catalina, presidían la procesión, así como las autoridades locales, encabezadas por el alcalde Luis Díaz Cacho, el presidente de la Diputación Nemesio de Lara y concejales de los grupos socialista y popular.

Prev San Carlos del Valle: Jornada de puertas abiertas en la Hospedería Santa Elena
Next Manzanares: El Calvario y el Santo Entierro brindan un magnífico Viernes Santo

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta