Manzanares: Homenaje a los ferroviarios en la reforma de la Plaza de la Divina Pastora

Manzanares: Homenaje a los ferroviarios en la reforma de la Plaza de la Divina Pastora
Una plaza para disfrutar sin barreras arquitectónicas

La reforma de la plaza de la Divina Pastora, además de mejorar su imagen, ha permitido eliminar barreras arquitectónicas y facilitar el tránsito de los vecinos. El anterior pavimento estaba muy deteriorado y levantado por la acción de las raíces de los árboles, que habían obstruido totalmente las tuberías. También se ha renovado toda la iluminación por otra más eficiente tipo led. Las obras, realizadas durante seis meses, se ejecutaron con cargo a un Plan de Empleo de la Diputación y un presupuesto cercano a 200.000 euros que permitió dar empleo a un total de 28 personas.

La rehabilitación de la plaza comenzó el pasado mes de agosto con la demolición de los elementos deteriorados o que no eran funcionales, como la fuente, zonas de césped, los muretes de delimitación de algunos de los parterres y la totalidad del pavimento existente. También se retiraron los árboles cuyas raíces deterioraban la urbanización o entorpecían el tránsito por las aceras, además de proceder a la renovación de la red de saneamiento interior de la plaza y la de riego.

La plaza, que mantiene su pérgola, cuenta con un nuevo pavimento de losas de hormigón en distintos tonos. En las zonas verdes se extendieron nuevas capas de tierra vegetal y se han plantado más especies, entre ellas algunos de los palmitos que había en la plaza de la Constitución. Estas zonas ajardinadas cuentan con corcho vegetal en su superficie. La renovación también se ha hecho en el mobiliario urbano, iluminación y zona de juegos infantiles, incluido su suelo blando.

Con la nueva pavimentación se ha elevado la superficie para eliminar los escalones de entrada a la ermita del barrio. También se han rebajado las aceras en todos los pasos de acceso, con superficie adaptada a personas invidentes. En la parada del autobús escolar se ha cubierto una parte de pérgola para resguardar a los usuarios de posibles inclemencias del tiempo durante la espera.

Homenaje a los trabajadores ferroviarios en la reformada plaza de la Divina Pastora

La reforma realizada en la plaza de la Divina Pastora fue inaugurada este miércoles por el alcalde de Manzanares, Antonio López de la Manzanara, con el descubrimiento de una placa que dedica la plaza a los trabajadores ferroviarios que fundaron el barrio. Éste recuerda así su pasado con un espacio en el que, a modo de monumento, se han rehabilitado una antigua grúa hidráulica de la estación de ferrocarril, un tramo de vía y un cambio de agujas. Los vecinos agradecieron al ayuntamiento las mejoras realizadas.

El acto inaugural, con presencia de representantes de la Corporación Municipal, se celebró ante vecinos, miembros de diferentes asociaciones vecinales de la localidad, de ADIF, de la Hermandad Ferroviaria del Encuentro y de la Divina Pastora, y de la AMPA del colegio del barrio. El presidente de la Asociación de Vecinos Divina Pastora, José Ángel Horcajada, recordó el origen ferroviario del barrio y agradeció al ayuntamiento la reforma de la plaza atendiendo una demanda de los vecinos.

También hizo lo propio Leopoldo Bravo, hermano mayor de la Hermandad Ferroviaria del Encuentro y de la Divina Pastora, que extendió los agradecimientos a ADIF por la cesión de los antiguos elementos de la estación y a los cofrades que los han restaurado. Por último tuvo un recuerdo para los ferroviarios que junto al Padre Cristino “sembraron el germen” de un barrio “que queremos que sea un referente para el resto”.

El alcalde de Manzanares, que descubrió junto a José Ángel Horcajada la placa de homenaje a los ferroviarios que fundaron el barrio, expresó su satisfacción por el resultado de la rehabilitación de esta plaza, una solicitud vecinal “que era una necesidad”. Antonio López de la Manzanara puso de relieve la buena relación y cercanía existente con todas las asociaciones de vecinos de la localidad, tratando de atender a través de los concejales de barrio todas sus peticiones “a pesar de los difíciles momentos”. “Da gusto trabajar con vosotros porque siempre estáis dispuestos a colaborar y nos hacéis llegar el sentir de los vecinos”, afirmó.

En la Divina Pastora, además de la rehabilitación de la plaza, recordó la puesta en marcha la Oficina Comarcal Agraria en el Centro Cívico y, gracias a un convenio con un vecino, se pudo utilizar el puente de la Alamedilla después de estar construido varios años. No olvidó la próxima construcción del demandado colegio público del barrio, ya presupuestado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Prev Política: Nuevo varapalo judicial a Cospedal con el cierre de las escuelas rurales
Next Manzanares: Quince jóvenes titulados se incorporan al mundo laboral con el IV Programa de Becas en Empresas

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta