Valdepeñas: Vinos con arte, vinos musculosos y elegantes, potentes y sedosos donde se unen la fuerza y la sensibilidad, así son los vinos de Bodegas Carmelo Rodero que se cataron en el Museo del vino

Valdepeñas: Vinos con arte, vinos musculosos y elegantes, potentes y sedosos donde se unen la fuerza y la sensibilidad, así son los vinos de Bodegas Carmelo Rodero que se cataron en el Museo del vino

Vinos con arte, vinos musculosos y elegantes, potentes y sedosos donde se unen la fuerza y la sensibilidad, así son los vinos de Bodegas Carmelo Rodero que se cataron en el Museo del vino este viernes en la primera cata comentada que organiza la Asociación Jóvenes Amigos del vino de Valdepeñas en este 2015.

La presidenta de la asociación, Ainhoa Méndez consideraba un privilegio empezar las actividades con los vinos de esta bodega.

Bernabé Calcerrada, delegado de Zona de la bodega fue el encargado de presentar la cata, problemas personales impidieron al propio Carmelo Rodero, que en un principio había confirmado su asistencia.

Bodegas Carmelo Rodero se encuentran en Espinosa de Duero, Burgos, cuentan con 125 hectareas de viñedo, que son cultivados de la forma más tradicional y natural posible, sin productos químicos, en la elaboración del vino emplean un innovador sistema de gravedad donde los depósitos van a buscar la uva, sin utilizar ningún sistema de bombeo. La bodega es totalmente familiar siendo la enóloga una de las hijas, Beatriz, y encargandose de la contabilidad, el marketing y las ventas la pequeña de las hijas: Maria. Cuenta con un parque de dos mil barricas de roble francés y elaboran aproximadamente un millon de litros de vino.

En cuanto a los vinos que se cataron el primero fue un Carmelo Rodero joven tempranillo, cien por cien, procedente de cepas jóvenes , con tonos violáceos, contundente, elegante, y con mucha lágrima.

El Carmelo Rodero 9 meses, se elabora con viñedos de entre 5 y 20 años, presenta un brillante color cereza y es muy aterciopelado en boca.

Los asistente también probaron el Carmelo Rodero Crianza 2011, elaborado con cepas de más de 15 años, que permanece 15 meses en barrica y 12 en botella, con fuerte color rubí y matices rosaceos y violaceos y con toques de regaliz y melocoton en nariz, siendo musculoso y elegante en boca.

Y para terminar el plato fuerte, el Carmelo Rodero Reserva 2010, un vino procedente de cepas de más de 30 años, con 21 meses en barricas de diferentes robles, con color rojo picota, con notas violáceas, olor a frutas maduras, vainillas, canela y cafes tostados, y muy carnoso en boca y final prolongado con equilibrada acidez.

Los vinos catados tuvieron una alta valoración por parte de los asistentes que degustaron para terminar unos aperitivos elaborados por la Escuela de Hostelería del Gregorio Prieto, capitaneados por Roberto Velasco.

La próxima cata será el viernes 20 de febrero en el Museo del vino y se degustaran los vinos de Bodegas Navarro López.

Prev Manzanares: Más de 800 aves se exhiben en la I Feria Ornitológica de Manzanares
Next Deportes: Massey Ferguson/Bodegas Fernando Castro F.S. Valdepeñas 4-5 Gran Canaria Colegios Arenas F.S.

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta