Valdepeñas: El arqueólogo Luis Benítez de Lugo lamenta, tras el pasado pleno, la utilización de organizaciones políticas

Valdepeñas: El arqueólogo Luis Benítez de Lugo lamenta, tras el pasado pleno, la utilización de organizaciones políticas

El arqueólogo Luis Benítez de Lugo lamenta, en un comunicado emitido tras el pasado pleno, la utilización de organizaciones políticas como es el PSOE, de la Administración y de la Fiscalía para venganzas personales y para crear una cortina de humo con el fin de distraer la atención, con falsedades, sobre las ilegalidades cometidas para meter en el ayuntamiento al arqueólogo municipal a dedo.
“Lo que les quema es que nuestro equipo arqueológico haya descubierto la necrópolis del Cerro de las Cabezas, cuando el ayuntamiento llevaba treinta años trabajando en la zona con escasos resultados. No lo pueden soportar”.

El móvil del delito, el beneficiado, los inductores, los cómplices, los responsables
La Administración competente en materia de Arqueología me ha dado no uno, sino tres tipos de permisos para intervenir en esas parcelas. Primero para realizar un control a una obra, luego para abrir catas y sondeos arqueológicos y el tercero para realizar una completa prospección con detectores de metales. Esta intervención fue la última en desarrollarse, en diciembre de 2013. Pudieron haberla detenido o habernos denunciado entonces, pero no lo hicieron porque todo fue legal y positivo.
La pregunta es, ¿por qué el alcalde de Valdepeñas y los servicios de Cultura deciden denunciarla ahora, en el pleno de la última semana de abril?. La respuesta es sencilla: porque la primera semana de mayo cin que lo hayan podido impedir sus recursos y estrategias judiciales de este invierno, van a declarar ante la Justicia, como imputados, el arqueólogo municipal, el jefe de servicios culturales, el portavoz del grupo municipal socialista y la profesora de la UCLM que fue designada por el alcalde como ‘experta’ para asesorar a aquel tribunal de oposición que, según investigó y sentenció el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, hizo trampas hipervalorando a Julián Vélez, tanto en la fase del concurso como en la de la oposición. Esta corrupción sucedió siendo alcalde Jesús Martín, quien designó como presidente del tribunal de aquella oposición fraudulenta a Felipe Rodríguez Aguilar.
Lo que intentan ahora es crear una distracción para evitar que la atención se centre en los delitos cometidos: prevaricación (adoptar decisiones injustas a sabiendas) y tráfico de influencias. Pero no lo van a conseguir. La Justicia investigará y, a pesar de los obstáculos que ponen los corruptos y sus cómplices, descubrirá cuál fue el móvil del delito, quienes fueron los beneficiarios y quiénes los responsables del mismo.

“No son imparciales, y por eso su denuncia, además de ser falsa, carece de validez”
El arqueólogo recuerda que “hay que tomar en cuenta que la denuncia a mi persona ha prosperado por iniciativa del Alcalde de Valdepeñas -imputado previamente por el denunciado-, sobre un supuesto informe de los arqueólogos de Valdepeñas -encausados criminalmente como imputados porque los Tribunales de Justicia observan fuertes indicios de que presuntamente podrían haber cometido el delito de tráfico de influencias contra el denunciado-, y que se ha aprobado con los votos tanto del alcalde como de Felipe Rodríguez, uno de los máximos responsables del PSOE y, presuntamente, de la prevaricación cometida para enchufar al actual arqueólogo municipal, porque fue a quien el alcalde designó presidente del tribunal calificador que en aquella oposición actuó injusta e ilegalmente.
Estos datos hacen impensable que se dé el mínimo crédito a esta denuncia. Además, la denuncia que hacen a mi persona no prosperará porque carece de fundamento, es arbitraria e incumple un principio básico de la Ley de Procedimiento Administrativo como es el de la abstención. Este principio indica que deben abstenerse de participar quienes tengan alguna relación litigosa previa con el administrado, cosa que aquí ha sucedido por partida cuádruple.
Sin embargo, la investigación judicial para ver quién prevaricó y cometió tráfico de influencias identificará a los culpables, a pesar de los obstáculos y tretas de sus cómplices. La corrupción sucedida en Valdepeñas durante el gobierno de Jesús Martín será finalmente desvelada.

“En el ayuntamiento de Valdepeñas no saben diferencias una cata arqueológica de un vulgar hoyo”.
El arqueólogo informa que desde el ayuntamiento no se han interesado en preguntarle por su investigación o por lo que han hallado. Por el contrario, se lo han inventado y ahora quieren enviar su cuento a la Fiscalía.
“Por ejemplo, el alcalde y el concejal de Cultura se han inventado el misterio de las piezas desaparecidas”, informa el arqueólogo, quien añade de nuevo que, si alguien le hubiera preguntado, se habría enterado de que están siendo analizadas en el laboratorio, como es habitual y debe hacerse en esta profesión. Durante un tiempo es preciso estudiarlas para poder interpretarlas correctamente y conocer su significado.
Sin conocer lo que hemos hecho (porque no se pasaron a verlo cuando lo hacíamos), ni los resultados, se permiten desde el ayuntamiento establecer conclusiones que, como no podría ser de otra forma, resultan invenciones falsas. Y lo hacen no por criterios arqueológicos o científicos, sino personales que revelan baja catadura moral”.

Expolio cometido por el Ayuntamiento de Valdepeñas
“Otro ejemplo es el de los falsos daños al patrimonio arqueológico de Valdepeñas que dicen hemos causado. El ayuntamiento ha tenido abandonado y jamás se han preocupado por el lugar donde hemos intervenido, que es de alta relevancia arqueológica. Así han cometido expolio arqueológico, al propiciar por omisión la pérdida y destrucción de los elementos arqueológicos allí existentes. No han hecho nada para evitar su pérdida, pudiendo y debiendo hacerlo. Y cuando nosotros los encontramos y recuperamos se llevan las manos a la cabeza y rasgan las vestiduras. Son unos fariseos, que intentan hacernos creer su ‘mundo al revés’. Pero no lo van a conseguir.
Los elementos arqueológicos encontrados ya han sido inventariados, catalogados y puestos en conocimiento de la Administración que vigila y controla a los arqueólogos: la Junta. No un ayuntamiento corrupto.

Desde el ayuntamiento se deberían felicitar por la noticia de los hallazgos producidos, pero su rencor se lo impide
“Tampoco aceptan nuestro novedoso método de trabajo, que permite obtener muchos más resultados de lo que ellos habrían soñado jamás, produciendo relevante información científica y permitiendo la conservación de unas piezas arqueológicas que el ayuntamiento de Valdepeñas tenía abandonadas y tiradas. Nunca hasta ahora se había aplicado una prospección con detectores de metales con la intensidad de la realizada para la investigación de un yacimiento así”.
“Al alcalde, a su concejal y a los técnicos de Cultura de este ayuntamiento les interesa la noticia de la denuncia a mi persona, no la ciencia, ni la Arqueología, ni saber cómo se desarrolló mi trabajo. Sólo su sillón y que nadie se lo cuestione”.
No sólo me han hurtado un trabajo de por vida como arqueólogo municipal de Valdepeñas, sino que además quieren ahora impedirme trabajar en el pueblo de forma honrada como profesional liberal. Lo hacen al negar estos hallazgos, como hizo el alcalde Jesús Martín de forma ridícula, dando muestras de estar dominado por el rencor y la cortedad de miras. Y ahora también al denunciar mi trabajo a la Fiscalía; un trabajo legal, profesional, altamente cualificado y que ha producido información científica desconocida en treinta años de gestión del Cerro de las Cabezas por Julián Vélez y Javier Pérez, dos arqueólogos imputados por la Justicia por haber cometido, presuntamente, tráfico de influencias.

“Mienten al afirmar que la Junta ha abierto un expediente informativo”.
Benítez de Lugo ha afirmado que la Administración competente en materia de Arqueología, que es la Junta, no ha abierto ningún expediente informativo sobre este caso, como falsamente se ha informado desde el Ayuntamiento. “Este, al igual que todos mis trabajos anteriores, se enmarcan en la más estricta legalidad y han contado con las autorizaciones necesarias”
Que el PSOE  haya dado cobertura a la denuncia a mi persona, votando positivamente su tramitación es bochornoso; una indignidad muy cuestionable.
Que este grupo político utilice su fuerza para hacer prosperar esta vendetta es sintomática de la catadura moral que sus dirigentes en Valdepeñas han llegado a tener.
Hoy el pueblo sabe ya que usan su poder para enchufismos y cacicadas. Este alcalde me llega a recordar a la tragicómica figura de Chaplin en ‘El Gran Dictador’. Tantos años en el poder han hecho que se olviden del pueblo, y que crean que pueden hacer lo que les viene en gana. Por eso van a perder las próximas elecciones.

Prev Valdepeñas: La Cruz de Mayo de Fermento ya se puede visitar
Next JCCM: Antonio Lucas-Torres asistie a la apertura del I Congreso Europeo del Saxofón 'Eurosax 2014'

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta