Manzanares: Tébar se reivindica con la exposición “Lugares y estancias”

Manzanares: Tébar se reivindica con la exposición “Lugares y estancias”

Esta exposición forma parte de la programación de la biblioteca municipal de Manzanares, donde se puede visitar hasta el 28 de febrero.

Realista y autodidacta, el pintor manzanareño Pedro Fernández-Arroyo Tébar presenta en la sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal “Lope de Vega” la muestra titulada “Lugares y estancias”, con la que se reivindica dentro del panorama pictórico de la localidad. Hasta fin de mes se pueden ver veinticuatro cuadros, en su mayoría acrílicos. También expone una barrica y una piedra como otros soportes sobre los que reflejar su pintura.

Aunque lleva pintando toda la vida, su obra es relativamente poco conocida en Manzanares, donde tan sólo había expuesto con anterioridad en el año 2006 en la desaparecida sala de exposiciones de Caja Madrid. Por ello, con la muestra inaugurada hace unos días en la biblioteca municipal, Tébar -apellido con el que firma su obra- espera abrirse su merecido hueco en el ámbito de grandes pintores locales.

En “Lugares y estancias” expone parte de la obra que ha trabajado en los dos últimos años. Son primeros planos de estancias, de lugares antiguos, añejos, con luz, paisajes de nuestra tierra y de Manzanares, junto a otros más lejanos, como la Toscana. Son lugares reales que saca de fotografías propias o de otras que encuentra el almanaques o en internet.

La mayoría de cuadros, de pequeño y mediano formato, están realizados con acrílico sobre tabla. También hay pastel y grafito. Sus inicios fueron con el pastel. Ahora, Tébar reconoce ser un apasionado de la pintura acrílica. “Me gusta investigar sobre distintos soportes y el acrílico es el que más me llama y me llena. Me gusta mucho, empiezo con él hasta que lo termino y no necesito meterme en el óleo”, afirma.

Su pintura es netamente realista, en busca del hiperrealismo. La abstracción ahora no toca, aunque no la descarta. En su obra destacan la pureza, la luz y la limpieza de colores, circunstancias que el artista manzanareño achaca a las bondades del acrílico, ya que permite trabajar con colores puros.

Pedro Fernández-Arroyo Tébar es autodidacta, aunque ha pasado por las manos de Pedro Miguel Pérez Villegas en la Universidad Popular. Afirma aprender continuamente, viendo exposiciones o exponiendo, “porque la gente es la que más te enseña”.

Desde que se inauguró esta muestra el pasado día 6, Tébar está muy satisfecho por la respuesta del público y por las críticas recibidas, incluidas las de sus colegas pintores.

Prev Manzanares: Treinta y tres empresas solicitan participar en el III Programa de Becas para titulados
Next Moral de Ctva: Barahona “El PP de Moral de Calatrava abandona a los dependientes y parados"

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta