Manzanares: Fin de fiestas de los “Santos Viejos”

Manzanares: Fin de fiestas de los “Santos Viejos”

La procesión de San Blas en la desapacible tarde del lunes puso fin a sus fiestas y al ciclo de los “Santos Viejos” de Manzanares. La lluvia paró media hora antes de su inicio y permitió la salida de una procesión que contó con la novedosa participación de miembros de la Asociación de Vecinos “San Blas” luciendo el típico blusón y pañuelo de hierbas manchegos. “Se trata de impulsar las fiestas con elementos de nuestra tradición manchega”, declaró su presidente, Jerónimo Romero-Nieva.

Puntual a su cita y gracias a la tregua de la lluvia, la imagen de San Blas salió de su ermita a las cinco de la tarde ante el público que, en menor número que otras ocasiones debido a esas inclemencias, le recibió junto al Castillo de Pilas Bonas. El santo realizó su “carrera” habitual por las calles Matadero, Villarreal, Monjas y Virgen del Carmen, en el que fue acompañado por varios niños vestidos de manchegos, fieles, representantes de las hermandades religiosas, miembros de la Cofradía de San Blas, de la Asociación de Vecinos de este barrio y autoridades locales junto al párroco Luis Gallego. La banda de cornetas y tambores Santísimo Cristo Resucitado hizo el acompañamiento musical.

La concejal de Festejos del Ayuntamiento de Manzanares, Teresa Jiménez, destacó la singularidad de estas fiestas de los llamados “Santos Viejos”, con San Antón, la Virgen de la Paz y San Blas, y abogó por fomentar las tradiciones para que no se pierdan y los jóvenes las valoren y participen. “Las tradiciones son nuestras raíces y si las perdemos, perdemos nuestra memoria”, señaló la edil, que también puso de relieve la gran tradición que hay en toda la comarca de besar el relicario en la ermita y de comer las rosquillas de pan para que San Blas nos proteja la garganta. La cofradía ha vendido este año unas 10.000 unidades.

Con el fin de fomentar esas tradiciones y de impulsar y revitalizar las fiestas en colaboración con la cofradía que las organiza, la Asociación de Vecinos del barrio de San Blas, cuya sede se encuentra frente a la ermita, está introduciendo poco a poco elementos y costumbres de La Mancha. Así, por segundo año, durante la hoguera de la víspera de San Blas, repartió gratuitamente unos novecientos vasos de caldo caliente y chucherías para los más pequeños. Este año, como novedad, varios miembros de la asociación acompañaron a San Blas en la procesión con blusón y pañuelo manchegos. “Tratamos de dar ese impulso y nos animan mucho los comentarios de la gente”, señaló Jerónimo Romero-Nieva.

Prev Manzanares: Juan Miguel Contreras presenta “Cardiopatías”
Next Manzanares: Atendo ayuda a personas con movilidad reducida en la estación de ferrocarril

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta