Manzanares: Antonio Mendiola recibió el premio “Alma del Vino 2013”

Manzanares: Antonio Mendiola recibió el premio “Alma del Vino 2013”

Antonio Mendiola Díaz, funcionario jubilado de la Consejería de Agricultura que fue jefe de la Agencia de Extensión Agraria de Manzanares, recibió este domingo en la bodega Pago Casa del Blanco de esta localidad el premio “Alma del Vino 2013” por una vida dedicada al vino. El Ayuntamiento de Manzanares reconoce su labor en el terreno de la técnica agronómica, particulamente centrada durante muchos años en la viticultura. El galardón le fue entregado por la Consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano.

El veterano Antonio Mendiola se suma en el palmarés de reconocimientos de las Jornadas “Manzanares – Alma del Vino” a Ramón Gijón y Tomás Sánchez-Gil, que lo fueron en 2011 por sus servicios a la Enología; y a Gabriel Caballero, en 2012, por su trabajo como viticultor y miembro destacado de la Rectora de la Cooperativa Jesús del Perdón.

El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Manzanares, Manuel Martín-Gaitero, hizo una semblanza del galardonado. Antonio Mendiola nació el 20 de febrero de 1933 en Torralba de Calatrava. Terminó los estudios de Perito Agrícola en la Escuela de Agrónomos de Madrid en 1958. Años más tarde convalidaría su titulación por la de Ingeniero Técnico Agrícola.

En octubre de 1959 opositó al Servicio de Extensión Agraria y, tras un curso de 4 meses en la Finca El Encín, obtuvo su primer destino, en 1960, en Alcalá del Río (Sevilla). Meses después marchó a Tárrega (Lérida), donde adquirió grandes conocimientos en fruticultura, así como sobre maíz y olivo.

En 1961 fue destinado a la oficina de Extensión Agraria de Manzanares, en el momento en que se está gestando la primera edición de la Feria del Campo y Muestras, en la cual participa activamente, como hizo en ediciones sucesivas y hasta años recientes, organizando el Concurso Regional de Vinos.

En enero de 1963 se le encomendó abrir la oficina de Extensión Agraria en La Roda (Albacete). Durante su estancia en La Roda comenzó a profundizar en la Viticultura. Permaneció al frente de la misma como Jefe de Agencia hasta que, en 1967, fue destinado a Alcázar de San Juan, nuevamente con el encargo de poner en marcha el SEA en la localidad.

Tras 8 años como Jefe de la Oficina de Alcázar de San Juan, se trasladó al Centro de Capacitación Agraria de Tomelloso, donde trabajó como Especialista en Viticultura para toda la región de Castilla-La Macha, apoyando a las Agencias del Servicio de Extensión Agraria con asesoramiento y formación en poda, portainjertos, variedades, labores de cultivo, conducción de la vid en espaldera, plagas y enfermedades en viñedos, recolección mecánica, etc.

Después de 16 años en el Centro de Capacitación de Tomelloso, convertido ya en sede del Instituto de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM), solicitó en 1992 la plaza Jefe de la Oficina Comarcal Agraria de Manzanares, donde concluyó su carrera profesional en la Administración en 1999, jubilándose a la edad de 67 años.

Desde 1976, Antonio Mendiola viajó de forma asidua a distintas regiones vitícolas francesas (Burdeos, Cognac, Montpellier…), tanto para asistencia a ferias de Vitivinicultura como a cursos y demostraciones de maquinaria. Con semejante propósito viajó también a Alemania (Ribera del Rhin y del Mosela), Estados Unidos (California – Valles de Napa y Sonoma) y Chile, para conocer en mayor profundidad otros modelos de viticultura y trasladar al viñedo manchego lo mejor de cada uno de ellos.

Este profesional sigue siendo miembro de la Asociación de Enólogos de Castilla-La Mancha y a su vez de la Federación Española de Asociaciones de Enólogos. También sigue colegiado en el de Ingenieros Técnicos Agrícolas de la zona Centro, Colegio al que pertenece la provincia de Ciudad Real.

Tras el historial y los méritos en el terreno profesional, Manuel Martín-Gaitero ofreció unas pinceladas de los aspectos más humanos del homenajeado, al que calificó como “un hombre de familia, siempre prudente, amable y educado”.

“Los técnicos de la Consejería y los viticultores siempre le hemos tenido, más que por un experto, por un maestro al que acudir cuando necesitábamos una opinión solvente”, explicó el concejal de Agricultura y portavoz del Gobierno Municipal. Esa labor de asesoramiento, incluso de tutela de importantes explotaciones, fue mucho más allá de sus obligaciones como funcionario, y esa vocación perduró no sólo fuera del horario laboral, sino también después de su jubilación oficial.

“Debemos agradecerle no sólo la ciencia de que siempre ha hecho gala, sino la paciencia con que ha sabido transmitirla a las siguientes promociones de técnicos y viticultores. Doy fe de ello”, indicó el edil, para quien Mendiola “es el prototipo de una generación de técnicos de la Administración agraria, antes el Ministerio y luego la Consejería, que han impulsado el desarrollo tecnológico y humano de un sector que, en medio siglo, ha pasado de la Edad Media a la vanguardia tecnológica. Una generación de técnicos que eran eso, técnicos antes que funcionarios, y cuyo puesto de trabajo estaba en el campo más que en la oficina”.

Por todo ello, por su dedicación, por su conocimiento, por su buen talante y por una vocación hacia la Vitivinicultura y la Enología que ha sabido transmitir a las siguientes generaciones, empezando en el seno de su propia familia, Antonio Mendiola Díaz fue el acreedor de este premio “Manzanares – Alma del Vino 2013” a toda una vida dedicada al Vino.

Prev Valdepeñas: La coeducación y la igualdad se trabajarán en un taller para niños y niñas en la biblioteca municipal "Ana de Castro"
Next Valdepeñas: Bodegas Hacienda la Princesa

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta

Deja un comentario