Diputación: La Educación es palanca de cambio de las sociedades y no puede beneficiar sólo a las élites

Diputación: La Educación es palanca de cambio de las sociedades y no puede beneficiar sólo a las élites

“casi un 40 por ciento”. Y ese es el síntoma más claro, en su opinión, del éxito que han tenido las leyes educativas en nuestro país.

Eso dice mucho, según ha precisado, de la capacidad que tiene la Educación para cambiar la vida de las personas. “Y con la nueva ley se tiene una idea muy clara, que es romper la educación que genera igualdad de oportunidades y sustituirla por la vieja educación de elites que consolidaba un modelo social” ha lamentado Moreno, quien considera que ese es el verdadero espíritu de la nueva Ley de Educación, “carreteras de peaje para los que puedan y secundarias para el resto”.

Ha añadido Mar Moreno que los que tienen más dinero disfrutarán de más oportunidades con la nueva norma, porque se trata, atendiendo a sus manifestaciones, de sustituir la educación de igualdad de oportunidades por una educación de élite.

Considera la vicepresidenta de la comisión de educación en el Senado que la nueva Ley de Educación se aprobará el próximo día 20 por “soledad absoluta”, porque ni los padres, ni las universidades, ni los sindicatos, ni la comunidad educativa apoyan al Gobierno. “Es una mala ley que nos lleva a la educación de élites, el mérito y la capacidad se sustituye por los apellidos y por las cuentas corrientes”, ha dicho Mar Moreno, quien ha finalizado deseando que “la política y una nueva mayoría parlamentaria puedan evitar un daño muy profundo que estas políticas educativas están generando en la sociedad española”.

El vicerrector de Economía y Planificación de la Universidad de Castilla-La Mancha, Manuel Villasalero Díaz, se ha centrado en mostrar la dimensión económica, social e institucional de la universidad. Ha reflexionado sobre el futuro de los jóvenes centrándose en la educación universitaria.

Se ha preguntado Villasalero sobre la universidad que se encuentran los jóvenes en España cuando inician sus estudios superiores y ha destacado, sobre todo, su carácter público, “de hecho la participación del sector privado es mínima y se ha dado la paradoja que habiendo tantas universidades privadas, la cuota en estas últimas ha disminuido”. Ha añadido como prestan un servicio sin ánimo de lucro supone “un importante papel desde el punto de vista social”.

Ha recordado Villasalero que un estudiante universitario abona en España el 20 por ciento del coste de sus estudios y que el 80 por ciento restante corre a cargo del Estado, aunque ha hecho referencia a que en los últimos años se han experimentado restricciones en las políticas de becas y subidas de los precios públicos.

Villasalero ha afirmado que la universidad pública mantiene su posición en España y ha resaltado que es de calidad y muy competitiva. Por eso cree que es “extraordinariamente chocante” que algunos informes que se están elaborando vengan a poner en duda esta cuestión. Y ha destacado que en el ranking de Shanghai haya diez universidades españolas, puesto que recoge las 500 mejores del mundo. En lo que concierne a las de las empresas, figuran ocho. “No estamos tan mal” para Villasalero, quien ha referido “otro indicador relativo” respecto a la situación española “bastante elocuente” al comentar que España es el decimotercer país del mundo en términos de PIB, y en términos de producción científica, “que buena parte se desarrolla en las universidades”, somos los décimos a nivel mundial. “Hemos perdido cuatro posiciones como economía y sólo una como producción científica”, ha destacado el vicerrector.

“Tenemos una universidad pública y de calidad. Y a nivel institucional también tenemos una cosa muy valiosa porque la universidad es independiente. Quedan muy pocos organismos independientes en las sociedades actuales, que no estén controlados por el poder político”, ha dicho Villasalero antes de manifestar que las universidades se autorregulan y sus rectores son elegidos por las comunidades universitarias, lo que garantiza “una independencia del poder político extremadamente valiosa y sana, sobre todo en los tiempos en los que vivimos, porque tenemos espacios de reflexión y de libertad en el seno de las universidades”. Estima, por tanto, Villasalero que las universidades públicas, de calidad e independientes son elementos claves, “que tenemos que defender y poner en valor”.

En otro momento de su intervención previo al turno de preguntas ha verbalizado análisis que corroboran la ventaja de realizar estudios superiores. Ha indicado que las retribuciones suelen ser un 30 o un 40 por ciento mayores y que aunque hay muchos jóvenes en paro, existe más desempleo en la franja juvenil que no dispone de formación universitaria “Incluso hay estudios sociológicos y psicológicos que apuntan a que los universitarios son más felices. Es decir, ir a la universidad aporta ventajas económicas y no económicas a las personas que se benefician de la educación superior”, ha concluido el vicerrector.

Prev Diputación: La Educación debe garantizar el equilibrio social y actuar de herramienta igualadora
Next Valdepeñas: 900 Adolescentes participarán en un programa de prevención de drogas elaborado por el consistorio

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta