Valdepeñas: Se confirma que el cadáver hallado en la carretera de Daimiel es el de Ángel Osorio

A la caída del sol del pasado miércoles, los arados del tractor de un agricultor de una finca situada en el kilómetro 29 de la carretera CM-4117, que une Daimiel con Valdepeñas, descubrieron entre la maleza y las hierbas ya secas de todo el verano un cuerpo humano en avanzado estado de descomposición. Sin apenas ya luz, agentes de del Cuerpo de la Policía Nacional, adscritos a la Comisaría de Valdepeñas, se adentraron en el paraje con la corazonada y el presentimiento de que el hallazgo correspondía al joven valdepeñero de 45 años Ángel Osorio, desaparecido desde las fiestas de mayo.
Con la noche ya encima, los agentes se limitaron a acordonar la zona y esperar a los primeros rayos del sol para hacer el levantamiento del cadáver que fue ordenado por el juzgado número 1 de Primera Instancia de Valdepeñas, que no se produjo hasta el mediodía cuando un coche fúnebre transportó el cadáver una vez que la Policía Científica rastreó todo el perímetro en busca de huellas y pistas. Acto seguido, los agentes ordenaron a los trabajadores de la finca que volvieran a pasar el arado para dejar la zona limpia y fuera del alcance de los curiosos.
Una vez conocido el hallazgo, Emilia, hermana de Ángel Osorio, recibió una llamada del jefe de la Comisaría de Valdepeñas informándole de las investigaciones y del procedimiento de identificación del cadáver por parte de los forenses del Instituto de Medicina Legal.
Horas después y antes de la elaboración del informe forense para confirmarle si el ADNdel cuerpo era su hermano, Emilia recibe una nueva llamada. La Policía le confirma que en uno de los bolsillos ha aparecido el DNI de  Ángel Osorio. Ayer por la tarde, al cadáver se le practicó la autopsia, a la que no pudo asistir la familia, como tampoco lo hizo al lugar donde se encontró el cuerpo. Emilia emocionada relata a La Tribuna que en  ese camino, el de Daimiel, donde  se encontraron los restos, los familiares tenían la intuición de que Ángel Osorio iba a estar por esa zona. «Mi hermano estaba muy obcecado en que había que buscar en los caminos de la carretera de Daimiel. No sé si Protección Civil rastreó concretamente ese lugar, pero entre la maleza, las lluvias y las malas hierbas hubiera sido imposible o muy difícil encontrarlo», manifiesta.

Prev Manzanares: El Ayuntamiento forma al personal municipal en certificado digital
Next Deportes: Toca levantarse

0 comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenta esta noticia!

Comenta